Gobierno eleva el tono contra EE.UU. y dice que no son «colonia»

El gobierno nicaragüense se ha pronunciado sobre las sanciones y ha defendido a sus aliados, alegando que el único delito de estas personas ha sido "representar en alto la dignidad de nuestro pueblo".

Tras las recientes sanciones que Estados Unidos aplicó en contra de tres funcionarios allegados a la administración de Daniel Ortega, y de una de sus hijas; el gobierno de Nicaragua ha circulado una nota de prensa elevando el tono contra «el imperialismo» y rechazando lo que han reconocido como unas «medidas ilegales, arbitrarias, coercitivas y unilaterales».

«El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional protesta enérgicamente ante esta reiterada violación de los instrumentos internacionales que rigen el derecho soberano de los Estados, que no nos reconocemos como colonia de ninguna potencia, y que reivindicamos la dignidad y el decoro nacionales, en legítima defensa de nuestra autodeterminación, frente a los Estados Unidos de Norteamérica y cualquier otra entidad colonialista, que a estas alturas de la vida, creen tener el poder de avasallar y humillar nuestra independencia» dicta el comunicado oficial.

Ortega impone terrorismo de Estado, mientras Murillo celebra arrestos de opositores

De acuerdo al gobierno sandinista, las nuevas sanciones «confirman el vendepatrismo que se ha venido acentuando» desde el estallido de las protestas cívicas en abril de 2018, y que ante ello «reafirman su razón histórica» al encarcelar a quienes reconocen como «los principales promotores y actores del golpismo patrocinados por EE.UU. y otras potencias».

 

Caza de opositores

Durante los últimos días la Policía Nacional, entidad que fue sancionada por el Departamento de Estado de EE.UU. y es señalada por violación a los derechos humanos, ha llevado a cabo una redada en contra de miembros de la oposición nicaragüense, que ha dejado a cuatro precandidatos presidenciales inhabilitados para ejercer cargos públicos y bajo detención, así como a otros miembros de la Coalición Nacional y la Alianza Cívica.

Este mismo miércoles se efectuó la última de las detenciones, el abogado constitucionalista José Pallais, fue detenido en su casa de habitación por supuestamente «realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación» de Nicaragua en base a la Ley 1055, que fue aprobada en la Asamblea Nacional a finales de 2020.

Estados Unidos sanciona a cuatro allegados del gobierno de Daniel Ortega

La escalada de la represión en contra de opositores impulsó a Estados Unidos a implementar la llamada Nica Act, que permite establecer sanciones individuales en contra de los allegados a Ortega. Bajo esta modalidad, este miércoles 9 de junio fueron sancionados el representante del Frente Sandinista (FSLN), Edwin Castro; la hija de la pareja presidencial, Camila Ortega Murillo; el presidente del Banco central (BCN), Ovidio Reyes; y el General del Ejército, Julio Modesto Rodríguez Balladares.

El gobierno nicaragüense se ha pronunciado sobre las sanciones y ha defendido a sus aliados, alegando que el único delito de estas personas ha sido «representar muy en alto la dignidad y el heroísmo de nuestro pueblo». Estas han sido las primeras sanciones aplicadas por la administración del demócrata, Joe Biden.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.