FSLN aterrado con posibilidad de perder próximas elecciones

  • FSLN usa a sus más fieles cuadros para lanzar estrategia que les permita reconquistar seguidores

William Grigsby tranformó por completo su discurso en cuestión de días. En una reciente filtración en la que se le ve instruyendo a partidarios del Frente Sandinista, dejó el discurso confrontativo que usaba en su programa de radio en La Primerísima, y en el que presumía el poder de las fuerzas paramilitares de quienes decía «eran sandinistas armados» y dispuestos a todo por defender a Daniel Ortega.

En esta ocasión se mostró excesivamente preocupado de las consecuencias que la crisis de abril pudo haber tenido en las entrañas del partido de cara a las elecciones, que insisten serán en 2021.

«El voto es secreto, a lo mejor y la mitad de los que estamos aquí votamos contra el Frente, ¿quién te dice que no?», se preguntó entre las miradas atónitas del auditorio.

Recordó con preocupación lo sucedido en las elecciones de 1990 cuando solo días antes de los comicios llenaron la Plaza de la Revolución con más de 600 mil personas «Ahí todo mundo dijo; la partimos, ya ganamos (…) 4 días después nos pegaron una revolcada hermano”, se lamentó.

Para Grigsby, un acérrimo defensor de Ortega, amigo cercano de Rosario Murillo y propietario de la radio de discurso oficialista La Primerísima, la única manera de ganar es «empezando hoy» y la fórmula es reconquistar a quienes les adversan. En en ese sentido llamó a los militantes orteguistas a reconciliarse en primera instancia con sus familiares.

«Gritan mucho viva Daniel, van a todas las marchas, llevan su bandera o su pañoleta, pero se pelearon con sus hermanos, se pelearon con sus hijos, o con sus padres y no han sido capaces de restablecer la comunicación familiar, eso se contradice con tu espíritu militante, tu primer esfuerzo por lo menos tené comunicación en tu familia y vos tenés que dar el primer paso. No hay manera de sembrar paz si nosotros no damos el primer paso», manifestó.

Grigsby dijo que «con manifestaciones, ni canciones» no van a ganar las elecciones, porque en la contienda «vota hasta el que no se mete en política , vota la prostituta, el picadito, vota hasta el drogadicto, la señora que está semiparapléjitica encerrada en su casa, votan todos y su voto vale tanto como el tuyo»

«¿Cómo hacemos para convencer a 2 millones de nicaragüenses que es lo que necesitamos que voten por nosotros?», se preguntó Grigsby.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.