Gustavo Porras afirma que no están «jugando al chamarrazo» con el tema de la OEA

Gustavo Porras sostiene que la OEA está para destruir "democracias verdaderas", que según él es lo que hay en la Nicaragua de Daniel Ortega.

El sancionado presidente de la Asamblea Nacional, diputado sandinista Gustavo Porras, aseguró que los sandinistas no están «jugando al chamarrazo» con el tema de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El martes 16 de noviembre la Asamblea Nacional aprobó con 83 votos a favor una declaración en la que le piden al dictador Daniel Ortega que saque a Nicaragua de la OEA, luego que esta organización rechazó las votaciones del 7 de noviembre, al considerar que son «ilegítimas».

«No estamos jugando al chamarrazo, ni estamos jugando a que estos pueden venirse por aquí y entonces voy a hacer esto, nosotros estamos jugando de verdad”, advirtió este miércoles en una entrevista con el oficialista Canal 4.

Los nuevos diputados de Ortega tras las votaciones recientes

Dice que Nicaragua es una democracia verdadera

Gustavo Porras sostiene que la OEA está para destruir «democracias verdaderas», que según él es lo que hay en la Nicaragua de Daniel Ortega.

«Si precisamente por su actuar es que nosotros reaccionamos, pero de aquí en adelante yo debo esperar lo peor, lo peor en el sentido de ellos, que ellos creen que es lo peor para nosotros (…). Yo tengo que actuar en consecuencia no de lo que ellos vayan a hacer sino con lo que nos corresponde en estos momentos con lo que han hecho», subrayó.

Pese a que hasta antes del 2018 Daniel Ortega recibía calurosamente en El Carmen al secretario general de la OEA, Luis Almagro, y que ese organismo avalaba las elecciones, Porras expresó que para los sandinistas la OEA siempre ha sido «un ministerio de colonias de los Estados Unidos”, por su «actitud injerencista permanente».

OEA y Luis Almagro, de la OEA. Archivo

Al respecto, acusó a la OEA de haberse puesto a favor en el 2018 de un intento de golpe de Estado, tal como el oficialismo llama a las protestas antigubernamentales de ese año.

Para Porras, la llegada a Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la OEA, fue para apoyar el supuesto «intento golpista». Hay que señalar que este organismo pudo documentar los crímenes cometidos por la Policía Nacional y fuerzas armadas irregulares del FSLN en contra de los opositores.

EEUU prohibe entrada a todos los miembros del Gobierno de Ortega

Pueblo legitimó las votaciones, dice

Porras, quien está señalado de violaciones a los derechos humanos, afirmó que las cuestionadas votaciones del 7 de noviembre fueron legitimadas por el mismo pueblo nicaragüense.

«Ese pueblo que votó masivamente por el Frente Sandinista es el que le da legitimidad a las elecciones», expresó, omitiendo adrede que ese día los Centros de Votaciones lucieron prácticamente vacíos, a tal punto que la organización Urnas Abiertas afirmó que el abstencionismo superó el 80%. La poca gente votando incluso llamó la atención de Benjamin Norton, un propagandista de origen estadounidense que «cubrió» el proceso organizado por los sandinistas.

Según Porras, el paso que dio la Asamblea contra la OEA es para ir «creando consenso de que este país (Nicaragua) no puede seguir» en ese organismo.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.