Presentan acusación contra sacerdotes y laicos de Matagalpa

El régimen presentó acusaciones en contra de los sacerdotes y laicos que estuvieron secuestrados en la Curia Episcopal de Matagalpa, en donde aparecen como “víctimas y ofendidos” el “Estado de Nicaragua y a la sociedad nicaragüense”.

El sistema judicial al servicio del dictador Daniel Ortega presentó el miércoles 21 de septiembre las acusaciones en contra de los sacerdotes y laicos detenidos en la Curia Episcopal de Matagalpa el 19 de agosto, exceptuando a monseñor Rolando Álvarez, quien tiene impuesta casa por cárcel.

“Hoy (jueves) por la tarde se vieron movilizaciones sospechosas en las que se presume que celebraban la primera audiencia”, denunció en su cuenta en Twitter, Yader Morazán, exfuncionario del Poder Judicial.

Exponen persecución religiosa en Nicaragua ante alto funcionario de EEUU

En la lista aparecen los sacerdotes José Luis Díaz y Sadiel Eugarrios, primer y segundo vicario de la catedral de Matagalpa, respectivamente; Ramiro Tijerino, rector de la Universidad Juan Pablo II y encargado de la parroquia San Juan Bautista; los seminaristas Darwin Leyva y Melkin Sequeira; el camarógrafo Sergio Cárdenas y el sacerdote Raúl González, quienes están encarcelados en El Chipote.

Nalia Ubeda Obando, juez Quinto de Distrito Penal de Audiencias de Managua, es la que lleva el proceso de los religiosos en donde el “Estado de Nicaragua y a la sociedad nicaragüense” aparecen como supuestas “víctimas y ofendidos”, sin mostrar prueba de estos señalamientos.

Audiencias con rostro cubierto

El pasado 22 de agosto, estas personas fueron llevadas a una audiencia que fue catalogada de “clandestina y validada por un grupo ‘selectivo’ de ‘defensores’ públicos”, alineados con la dictadura.

“Estas personas fueron llevadas a la audiencia con el rostro cubierto, y en esa encerrona no hubo resistencia para la formalización de la «detención» de 90 días para “complementar” actos de investigación, bajo una de las nuevas leyes de Ortega”, manifestó Morazán.

Audiencia de religiosos que acompañaban a monseñor Álvarez fue en secreto

La Fiscalía no presentó argumentos sobre las razones por las que necesitaba más tiempo para realizar las investigaciones y tampoco tenía indicios que sustentaran los actos iniciales que debían ser complementados.

El 19 de agosto los siete miembros de la Iglesia Católica junto a monseñor Rolando Álvarez, fueron sacados “con violencia” de la curia de Matagalpa. Luego se supo que al obispo el régimen le había impuesto arresto domiciliar, mientras que los otros religiosos fueron trasladados hacia las celdas de El Chipote.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.