Iván Acosta podría continuar en su cargo a pesar de la sanción de Estados Unidos

A pesar de haber sido sancionado por el departamento del Tesoro de los Estados Unidos, el Ministro de Hacienda y Crédito Público Iván Acosta podría continuar en su cargo hasta terminar su mandato, pero se vería imposibilitado de firmar convenios o préstamos en nombre de Nicaragua.

De acuerdo al economista y ex presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica, Roger Arteaga, Daniel Ortega podría replicar el mismo movimiento que hizo cuando Francisco Díaz y Gustavo Porras fueron sancionados, que sería designar a una tercera persona en un cargo administrativo para que firme en lugar del ministro Acosta.

Para el analista político y ex canciller de Nicaragua Francisco Aguirre Sacasa, «esto no va a presentar un problema administrativo para el Ministerio de Hacienda» y  advierte que la sanción no impide del todo que Nicaragua obtenga créditos por parte de organismos internacionales, debido a que estos fondos pueden ser firmados por otros miembros oficiales del gobierno de Ortega y no necesariamente por el ministro de hacienda.

Aguirre Sacasa recuerda que cuando él fue Embajador de Nicaragua en los Estados Unidos, él mismo firmó préstamos aprobados por organismos internacionales para Nicaragua como el Banco Mundial, y no se necesitó la firma del Ministro de Hacienda.

Por su parte, Arteaga opina que estos organismos multilaterales «no avalarían ni aceptarían que él (Acosta) continuara como gobernador» o representante de Nicaragua, por lo cual Ortega se vería obligado a nombrar a otra persona como gobernador ante estas instituciones financieras.

Fachada del edificio del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Foto: NI

Aguirre Sacasa considera que Acosta es «una de las dos piezas claves en el equipo económico de Nicaragua. El otro es el presidente del Banco Central», Ovidio Reyes. De hecho, Arteaga prevé que el posible repuesto de Acosta para que de la cara por Nicaragua frente a los organismos multilaterales sea el mismo Ovidio Reyes.

Sin embargo, tanto Aguirre Sacasa como Arteaga coinciden en que Reyes podría ser el próximo candidato a ser sancionado por los Estados Unidos. «El hecho de que hayan sancionado a Acosta sugiere que podría venir más adelante una sanción contra el presidente del Banco Central» advierte el ex canciller.

De igual manera, Aguirre Sacasa menciona que la sanción no pasará desapercibida frente a los organismos multilaterales y sería como un mensaje para la familia presidencial, de que a pesar de la pandemia del COVID19 que azota al mundo, los Estados Unidos «no le han quitado la vista a Nicaragua» y no se descartarían más sanciones en el futuro cercano.

Hasta la fecha, 20 funcionarios nicaragüenses han sido sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, además de cuatro empresas allegadas a la familia presidencial y la principal institución encargada de ejecutar la represión estatal, la Policía Nacional.

Francisco Aguirre Sacasa, ex canciller de Nicaragua – Foto: Nicaragua Investiga

«Cada sanción deteriora la imagen del país como sujeto de crédito internacional» menciona Arteaga y explica que el mayor ejemplo es que a los países de la región les han aprobado fondos entre 200 y 400 millones de dólares para enfrentar el COVID19, pero a Nicaragua solamente 3 millones debido a la misma desconfianza con la que se ve a Nicaragua desde el exterior.

Aguirre Sacasa expresa que la desconfianza viene desde finales del 2017, desde que ningún organismo multilateral ha aprobado fondos para Nicaragua, sobre todo desde que inició la crisis política y de derechos humanos en abril del 2018.

Ambos expertos advierten que si Ortega no cede y no facilita una salida a la crisis política a como demanda la comunidad internacional, las sanciones continuarán en contra de funcionarios e instituciones, y hasta el mismo Ministerio de Hacienda podría ser sancionado.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.