Los nuevos gastos que deben asumir las empresas frente a la pandemia

Para continuar operando frente a la pandemia del Covid-19, las empresas han tenido que asumir determinados gastos para velar por la seguridad de sus trabajadores y clientes.

Aunque las medidas recomendadas por las organizaciones médicas no resultan fáciles de aplicar para todas las empresas.

Ximena González, presidenta del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), revela que las MiPymes tienen muchos más retos y dificultades para enfrentar esta pandemia.

Pero destaca que a pesar de las dificultades están asumiendo los costos, ya que “es la manera que han encontrado para no tener que cerrar o dejar de operar”.

Con la pandemia, se ha agudizado más la grave situación económica que se venía arrastrando desde el 2018, señala Karla Quiñonez, representante del Sector Pyme de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin).

Para Quiñonez el mayor reto de las MiPymes “es mantenemos a flote, en otras palabras, no cerrar”.

González destaca que, a falta de financiamiento y establecimiento de políticas públicas para apoyar a las MiPymes, estas han tenido que aprender a implementar nuevas formas de hacer negocios frente a la crisis, lo que ha supuesto nuevos gastos.

Kits de higiene y protección

El mayor gasto que han tenido que asumir las empresas ha sido en productos de limpieza e higiene personal, ya que las organizaciones médicas han llamado a que estas garanticen la protección de sus clientes, asociados y trabajadores.

Esto engloba los costos en mascarillas, termómetros infrarrojos, pediluvios, alcohol en gel, jabón, desinfectantes, entre otros.  Solo a nivel de familia, distribuidores de insumos médicos aseguran que los gastos podrían rondar hasta los U$50 y U$80.

Por lo que estos gastos no pueden ser cubiertos por los pequeños negocios en su totalidad.

Las empresas más estables o con más recursos, incluso cuentan con personal que se asegura de que los clientes se desinfecten antes de ingresar al edificio, “se las han ingeniado con su propio presupuesto hasta para poner lavamanos” destaca González.

Pero en el caso de las MiPymes, algunas ponen sus insumos, y otras, resuelven pidiendo apoyo a los colaboradores para que lleguen con sus propias mascarillas de tela y no tengan que destinar un mayor presupuesto en desechables.

González considera que el costo operativo de las empresas puede incrementar incluso al doble, ya que se han aumentado los horarios de limpieza y hay mayor rigurosidad de higiene.

Servicios de movilización

Frente a la necesidad de continuar ofreciendo los productos y servicios sin exponer a clientes ni trabajadores, las empresas han tenido que costear servicios de movilización.

Es decir, que se han ampliado los servicios de entrega a domicilio para continuar realizando ventas.

Y también, se han asumido los costos de traslado de personal, para que los trabajadores no tengan que usar transporte público y se reduzca el riesgo de contagio.

Inversión en tecnología

En el caso de las empresas y pequeños negocios que han logrado implementar el trabajo a distancia, esto también ha significado una nueva inversión.

La conexión a Internet resulta clave para que los trabajadores puedan operar desde casa, y por ello han tenido que asumir el incremento en la velocidad de conexión y todos los recursos necesarios para garantizar su acceso a las plataformas.

Ante todos estos gastos, hay algunas empresas que no pueden asumirlos en su totalidad, pues la situación sanitaria ha incrementado en gran medida su presupuesto operativo mensual.

Por lo que algunas han tenido que reducir su personal o trabajar medio tiempo, para poder tener los recursos o la liquidez necesaria para seguir operando de forma reducida.

Aunque esto esté afectando su margen de ganancias, el no asumir estos gastos e implementar medidas de higiene y prevención, podría significar un golpe mayor para las empresas, pues González asegura que “si su personal se enferma, no podrán producir y por tanto no podrán generar ingresos, entonces es un sacrificio que hacen”.

Tras el paso de la pandemia, González estima que varias de estas medidas implementadas por necesidad, como la reducción de la jornada laboral, van a seguir llevándose a cabo, “porque las empresas van a quedar bastante afectadas en el presupuesto y van a tener que seguir de cierta forma en ese mismo estilo para recuperar parte de las pérdidas que se están teniendo”.

“Es muy doloroso para las pequeñas y medianas empresas que tenemos una gran fragilidad económica. Sin embargo, estamos haciendo todo lo posible por mantenernos a flote, cumplir la responsabilidad económica y de salud con nuestros colaboradores” agrega Quiñonez.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.