Cobros en dólares del sector privado y público agobian a nicaragüenses

El gobierno de Daniel Ortega, ha impuesto distintas medidas económicas para cubrir los costos del sector público, ante la crisis económica que vive su gestión.

Algunas de las medidas adoptadas han sido las reformas tributarias aplicadas desde el 2018 que ha incrementado el costo de la canasta básica.

Así como  el cobro de 150 dólares por la realización de pruebas de COVID19 a las personas que necesiten salir del país.

La medida adoptada recientemente fue una reforma a la Ley 761, Ley General de Migración y Extranjería, paraque los costos por trámites migratorios se realizarán en dólares.

El gobierno no ha impulsado un plan de protección y apoyo a los más pobres en medio de la pandemia. Foto: Nicaragua Investiga

Esta medida económica es del tipo pasiva y a la vez errónea, explica el economista Luis Murillo, porque está afectando el bolsillo de los consumidores.

Estas medidas dejan con menores posibilidades a los nicaragüenses para cubrir los costos de la canasta básica, que asciende a más de 14 mil córdobas según cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua.

Asamblea aprueba de urgencia préstamo de 23 millones de dólares 

El salario mínimo en nuestro país oscila entre los 6 mil y 9 mil córdobas en dependencia del sector laboral, y en los últimos dos años no ha habido aumento salarial.

Sin embargo, sí ha habido alza en los productos de la canasta básica producto de las reformas tributarias también impuestas por Ortega.

Sector privado también cobra en dólares

No solamente el sector público ha aplicado este tipo de medidas, pues también empresas del sector privado cobran en dólares por los servicios que ofrecen a la población.

El problema que enfrentan los nicaragüenses al tener que hacer pagos en dólares mientras sus ingresos son en córdobas, es que tienen que asumir la devaluación de la moneda nacional.

Esto implica que cuando el dólar sube, el costo del servicio también sube de facto, por lo que el ciudadano paga cada vez más.

Tanto el sector público como el sector privado realizan cobros en dólares por sus servicios.

El economista Murillo menciona que para los productores y empresas esta sería una política de cobertura ante el riesgo de costo, «pero desde el punto de vista del consumidor es pérdida del poder adquisitivo».

La diputada liberal y miembro de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Azucena Castillo, considera que no se puede obligar a los nicaragüenses a que paguen en dólares porque sus ingresos no son en dólares.

La banca de Nicaragua, tan implacable como el COVID19

Castillo menciona que el córdoba ha venido perdiendo valor desde hace tiempo y la medida adoptada por el gobierno de Ortega a finales del año pasado de reducir el porcentaje de deslizamiento anual del 5% al 3% no es suficiente.

Medida ahuyenta a residentes

La reforma a la Ley 761 también contempla un incremento en los costos de los trámites que deben realizar los residentes extranjeros en Nicaragua.

Para Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, además de ser una medida recaudatoria, obliga a futuros residentes a considerar el vivir en Nicaragua y comparar precios con otros países de la región.

Jacoby comenta que los extranjeros no solamente prevén los trámites migratorios, si no que también toman en cuenta los costos de los servicios básicos como la energía eléctrica, que por cierto es de las más caras de la región, según un reciente estudio hecho por FUNIDES.

«Si te sale más barato irte a otro país porque te ofrece mejores condiciones y precios más accesibles entonces te vas a ir ahí» apunta Jacoby.

Consumidores asumen altos costos por la generación de energía, alerta FUNIDES

La diputada Castillo coincide con la visión de Jacoby, pues expresa que «mientras países como Costa Rica, México o Panamá están casi de rodillas rogando que esa gente llegue a esos países en momentos duros como ahora, este gobierno más bien pone tasas más altas y hace al país menos deseable de venir», por lo cual la medida también ahuyenta el turismo.

Indexación de la economía, no dolarización

El economista Luis Murillo explica que hay una confusión en los términos debido a que la medida que ha tomado el gobierno de Ortega es conocida como indexación de  la economía y no dolarización a como se maneja popularmente.

Luis Murillo, economista. Foto:NI

El experto detalla que la dolarización es un proceso «donde se sustituye de manera formal y legalmente una moneda nacional por una moneda extranjera». En América Latina existen algunos ejemplos de esto como Ecuador y El Salvador, comenta Murillo

«El proceso que nosotros estamos teniendo se llama indexación de la economía», que implica la pérdida de confianza en la moneda nacional y todas las transacciones se hacen al tipo de cambio de la moneda extranjera.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.