Crecen egresos por pensiones para un insostenible seguro social

El anuario estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) refleja que durante el 2019 las pensiones aumentaron un 3.3% con respecto al año anterior, lo que significa una mayor cantidad de egresos para una institución al borde de la insostenibilidad.

Los datos muestran que el 2019 cerró con 17,799 pensionados, lo que le valió al INSS un monto total de 698.8 millones de córdobas en pago de pensiones, un egreso que creció un 6.0%. Y mientras el número de pensionados mostró un aumento, el de cotizantes continuó cayendo. Un desbalance que coloca mayor riesgo a la situación actual de la institución, que hasta noviembre de 2020 presenta un déficit presupuestario de 2,615.8 millones de córdobas.

El número de afiliados presentó un decremento del 3.8% en relación a diciembre de 2018. El 2019 fue un año de continuas caídas, iniciando en el mes de enero con 757,808 personas inscritas en el seguro social, y llegando a su cifra más baja en septiembre con solo 716,543.

Pese a que en meses posteriores inició a mostrar una leve recuperación hasta cerrar el año con 727,025 trabajadores, la institución continúa lejos de alcanzar las cifras de cotizantes previo a la crisis de 2018. De hecho, la crisis sociopolítica y las reformas aplicadas al seguro social a inicios del 2019, impactaron considerablemente sobre la reducción en la planilla de cotizantes.

Impacto de las reformas

En cuanto al número de empleadores, el anuario señala que hasta diciembre alcanzó los 31,646. Es decir, que durante ese año 487 empresas fueron cerradas o pasaron a la informalidad. Un dato que no sorprende pues durante los últimos años estas han sufrido los estragos de la reforma tributaria y ahora también la del seguro social, con la cual pasaron de asumir el 19% de las cotizaciones de sus trabajadores, a un 21.5% o 22.5% en dependencia de la cantidad de colaboradores que tengan.

En el caso de quienes asumen el seguro facultativo, en el régimen IVM (invalidez, vejez y muerte) el aporte pasó del 10% a 14%, y en el régimen integral pasó del 18.25% al 22.5%. Lo que provocó que para finales del 2019 se perdieran 7,086 afiliados.

A la fecha, el INSS no parece mostrar señales de recuperación. Datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) muestran que, hasta diciembre de 2020, hay un total de 723,206 personas afiliadas al seguro social. Una cifra que cada mes continúa decayendo.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.