Diputado sandinista fustiga a la banca nacional, tras informe de la Siboif

La captación de los depósitos se ubicó en 149 mil millones de córdobas, reflejando un aumento de 26,815 millones de córdobas, es decir el crecimiento alcanzó el 21.8% con respecto al año anterior.

El 2020 fue un año trágico para la economía mundial. Sin embargo, el presidente de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), Luis Ángel Montenegro, ha calificado como positivos los resultados obtenidos frente al contexto.

Banco Central admite que persisten tres riesgos que podrían afectar estabilidad financiera nacional

Durante la presentación del informe de gestión de la Siboif 2020 ante la Asamblea Nacional, Montenegro destacó que el sistema financiero nacional presentó un incremento en los depósitos de 667 millones de dólares, lo que representa un 21% más con respecto al cierre de 2019. La captación de los depósitos se ubicó en 149 mil millones de córdobas, reflejando un aumento de 26,815 millones de córdobas, es decir el crecimiento alcanzó el 21.8% con respecto al año anterior.

Por otro lado, la pandemia elevó la precaución de parte de las instituciones financieras, lo que llevó a una reducción del otorgamiento de créditos. En 2020 la banca nicaragüense alcanzó un nivel de liquidez del 40.5%.  Es decir que, en términos generales, el sistema financiero muestra elevados niveles de liquidez y solvencia.

Más créditos

Tras leerse el informe, el diputado oficialista, José Figueroa, cuestionó la situación y consultó qué acciones pueden llevarse a cabo para que la banca nacional destine una mayor cantidad de los recursos que administran hacia el crédito, especialmente al sector productivo. A lo que el superintendente admitió que desde la Siboif “no podría aportar mucho, más bien me parece a mí que es producto de políticas económicas que deben de ser tomadas por esta Asamblea, o por el Gobierno Central, o por el mismo Banco Central (BCN)”.

Montenegro reconoció que el proceso de intermediación del crédito continúa siendo uno de los retos más importantes que debe enfrentar el sistema financiero, “dado que ella representa la razón de ser de los intermediarios y la que vendría a aportar beneficios reales al sector productivo, lo que favorecería el crecimiento económico y la generación de empleo”.

Resaltó que esta es una tarea pendiente que deberá enfrentar el sistema financiero “con mucha cautela, reconociendo los riesgos de forma adecuada y profundizando los esfuerzos en la colocación para el beneficio de los sectores económicos del país, de la población y de la industria bancaria”.

“El 47% de las inversiones estaban efectuadas en reportos monetarios y en inversiones en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (Mhcp), y la otra parte de los depósitos la banca la tiene en los fondeadores internacionales, entonces lo que está sucediendo es que se está facilitando una operación de mercado a lo interno del país sin enfocarnos en la verdadera función de la banca que es intermediar el dinero en el crédito productivo y no a un simple papel que emita el BCN o el MHCP” sostuvo.

El superintendente destacó que “invertir la liquidez que tiene la banca actualmente como un efecto que genera compra de papeles en estos dos instrumentos del Estado no ayuda a la intermediación financiera”, alertando que “es un tema pendiente, es un tema que hay que ponerle mente porque no se puede continuar en una operación de compra de títulos, valores, a lo interno del país, sin dedicarnos al sector productivo”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.