Acceso a servicios básicos no avanzan: mayoría de nicaragüenses usan letrinas

Encuesta del INIDE refleja algunas de las carencias que continúa teniendo la ciudadanía en el ámbito de acceso a los servicios básicos.

El Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) detalla a través de su Encuesta Continua de los Hogares cuales fueron las alteraciones presentadas dentro de las viviendas de los nicaragüenses durante el año 2020. Estos indicadores dejan entrever cuales son las carencias que continúa teniendo la ciudadanía en el ámbito de acceso a los servicios básicos.

Datos del Banco Central revelan cómo Nicaragua recibe cada vez menos ayuda bilateral

Según la encuesta, el principal tipo de servicio higiénico utilizado a nivel nacional continúan siendo las letrinas, el cual representó el 37.5% de demanda durante el año 2020, un aumento en comparación a los datos obtenidos en 2019. Mientras que los inodoros conectados a tuberías de aguas negras y sumideros, representaron el 28.7% y 19.1%, respectivamente.

Respecto a la forma de eliminar basura de los nicaragüenses, aunque predomina el uso del camión recolector, en 2020 esta se redujo 0.4 puntos porcentuales. Por otro lado, aumentó en 1.2 puntos porcentuales la cantidad de personas que recurren a la quema de sus desechos, a pesar de ser uno de los métodos menos recomendados debido al impacto ambiental que esto genera y los riesgos que conlleva tanto a la salud como por la posible generación de un incendio.

La eliminación de la basura de forma adecuada ha sido uno de los temas más discutidos en Nicaragua desde hace varios años, a pesar de que se han llevado a cabo diversas campañas fomentando la preservación del medio ambiente e incluso la Ley establece multas específicas para quienes quemen materiales sólidos o líquidos poniendo en riesgo los suelos, las aguas y la atmósfera, esta problemática continúa latente.

¿Cómo se equiparon las viviendas en 2020?

En cuanto a las condiciones de vida de las viviendas, los principales bienes que se redujeron en los hogares durante el año pasado en relación al 2019 fueron los servicios de cable y aire acondicionado, ambos decrecieron 0.5 puntos porcentuales; de igual forma, se redujo la cantidad de viviendas que cuentan con un teléfono convencional.

Ante estos datos, es necesario recordar que el país se encuentra en recesión económica desde hace tres años, y los ingresos de los hogares se han visto reducidos considerablemente debido al aumento del desempleo, una situación que se agudizó con la llegada de la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, a finales del año los datos mostraron una leve recuperación, y en algunos hogares se pudo registrar el incremento de equipamiento de algunos bienes, como fueron el acceso a internet —este ante todo motivado por el incremento del “trabajo desde casa”—, así como la adquisición de teléfonos celulares y motocicletas.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.