Nicaragua con la inversión más baja de Centroamérica de los últimos seis años

Nicaragua enfrenta una crisis económica desde el año 2018, a raíz de las protestas desatadas en contra de la administración de Daniel Ortega. Desde entonces, el Producto Interno Bruto (PIB) del país ha enfrentado tres años consecutivos de decrecimiento.

Ortega endeuda a Nicaragua a niveles de los años 80

En 2018, el PIB de Nicaragua cerró con una caída del -3.4%; en 2019 con un -3.7%, y en 2020 con un -2%. Aunque para el cierre de este 2021, organismos multilaterales prevén un crecimiento económico del 5%, este todavía resultaría insuficiente para alcanzar los niveles previos al estallido de la crisis sociopolítica.

Entre los elementos que afectan la marcha económica del país se encuentra el bajo nivel de inversión. De hecho, Nicaragua actualmente tiene el menor ingreso en términos de Inversión Extranjera Directa (IED) que haya tenido algún país de Centroamérica desde el año 2014, según información de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Durante el último año todos los países de la región se vieron afectados al recibir los montos más bajos de IED de la última década, debido a la pandemia del COVID-19. Sin embargo, Nicaragua resultó ser el más golpeado.

En 2020, Nicaragua recibió apenas US$182 millones en concepto de IED, el monto más bajo de la región centroamericana en los últimos seis años. En esta escala de bajos ingresos por la crisis sanitaria, le siguió El Salvador con US$201 millones, y Honduras con US$224 millones.

Inversión más baja de la década

Además de esta premisa, que desde el año 2014 ningún país de Centroamérica había obtenido ingresos por debajo de los 200 millones de dólares en IED, este también se trata del monto más bajo que ha recibido Nicaragua en la última década.

Las graves consecuencias que ocasionaría que Nicaragua sea expulsada del DR-CAFTA

De acuerdo al informe de la Cepal, este 2020 el país recibió un 63.8% menos en concepto de IED que en 2019, es decir 321 millones de dólares menos; cuando en 2017, previo a la crisis sociopolítica, lograron entrar al país más de mil millones de dólares de inversión.

La mayor parte de la IED recibida por Nicaragua correspondió a reinversiones de utilidades (44%) y aportes de capital (40%). “En este contexto, destacó el anuncio realizado por la empresa estadounidense New Fortress Energy LLC, que informó sobre su proyecto de inversión por US$700 millones para la construcción de una planta generadora de energía a base de gas natural, la cual a comienzos de 2021 estaba en construcción” indica la Cepal.

Expertos han alertado que la reducción en la IED se relaciona directamente con la crisis política actual, la cual genera desconfianza en los inversionistas internacionales. Con las elecciones que se celebrarán este 7 de noviembre, en las cuales Ortega busca legitimar un nuevo mandato, la IED podría continuar en picada debido a las presiones internacionales que podrían surgir de no reconocerse los resultados de las votaciones.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.