Lo bueno y lo malo si EEUU elimina la cuota azucarera a Nicaragua

Una medida de este tipo podría tener un impacto político tanto en Ortega como en el gran capital, pero también habría repercusiones económicas al país.

La semana pasada se conoció que la administración de Joe Biden está evaluando eliminar la cuota azucarera de Nicaragua y asignarla a otro país centroamericano, en represalia a las violaciones de derechos humanos que comete el régimen de Daniel Ortega.

Se trataría de un fuerte golpe a una de las industrias más importantes de Nicaragua, y en donde tiene una gran participación Carlos Pellas, el hombre más rico del país.

¿Pero qué impacto tendría en términos políticos y económicos una medida de este tipo, si es que Estados Unidos opta por aplicarla en vez de sacar a Nicaragua del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA), otra de las alternativas que aún evalúa la Casa Blanca para presionar a Ortega?

Estos son los jueces verdugos de los presos políticos en Nicaragua

De acuerdo a analistas, hablar de lo “bueno” o lo “malo” de una medida de este tipo es relativo debido a que si bien alguna medida económica puede tener un impacto político, es indudable que habrá afectaciones en la cadena productiva de la industria, lo cual al fin y al cabo repercutirá negativamente en empresarios y trabajadores.

Veamos estos puntos a continuación:

Lo bueno

1- Se golpearía probablemente a algunos operadores del régimen

“No es un secreto que algunos rubros de exportación están vinculados a algunos operadores políticos del gobierno y por tanto para ellos mantener las relaciones comerciales de manera regular, es sumamente importante”, explica la abogada Alexa Zamora, integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

“Es bastante positivo en que vaya a haber una revisión en cómo se manejan estos rubros, y pues es otra más de las medidas de presión que la comunidad internacional, en este caso, Estados Unidos está empleando”, agrega.

2- Ortega podría flexibilizarse

Hasta el momento las sanciones del régimen de Ortega han sido individuales, como también a algunas instituciones estatales y empresas de la familia Ortega Murillo, pero la realidad es que aunque existen afectaciones económicas nacionales derivadas de la crisis política, la administración sandinista ha logrado sortear en gran medida esto y mantener en buenos números la macroeconomía. Ejemplo de ello es que las exportaciones en el 2021, según las proyecciones preliminares, habrían cerrado por encima de 6 mil 500 millones de dólares, todo un récord.

“Es algo aún hipotético, es una amenaza de Estados Unidos, aunque de llegarse a concretar podríamos ver a empresarios aventurarse con Ortega para que busque un diálogo, o que libere a los presos políticos y flexibilizar sus posturas, pero como te digo es solo una hipótesis. Recordá que él también está buscando un acuerdo comercial con los chinos”, manifestó un economista bajo condición de anonimato.

En diciembre pasado, el Ministro de Hacienda, Ivan Acosta, aseguraba que los principales productos de régimen general que lideraban esas exportaciones eran el oro, carne bovina, azúcar, maní, productos lácteos y café.

3- Empresarios podrían reaccionar y apoyar una salida a la crisis

Una de las demandas que han hecho en los últimos años los opositores es que el gran capital apoye los esfuerzos por democratizar Nicaragua. Algunos representantes del sector privado, como Michael Healy, Álvaro Vargas y José Adán Aguerri, presidente, vicepresidente y expresidente del Cosep, respectivamente, fueron encarcelados el año pasado, sin que hasta ahora los empresarios hubieran hecho gran cosa para lograr su libertad.

En caso de que Estados Unidos sancione la cuota de azúcar que le compra a Nicaragua, evidentemente Carlos Pellas podría verse obligado a reaccionar, sin embargo, poco podría hacer él solo.

“No creo que Carlos Pellas por sí mismo pueda solucionar la crisis, lo que sí es una probabilidad es que esto ponga en alerta a la empresa privada de Nicaragua y ayuden a darle una salida a la crisis”, considera Alexa Zamora.

Lo malo

1- Golpe a las exportaciones

En juego están enormes sumas de dinero que el país, uno de los más pobres del hemisferio, dejaría de recibir. En el 2018 las exportaciones azucareras fueron de 198.8 millones de dólares, en el 2019 fueron 181.05, en el 2020 bajaron a 146.02 y en los primeros nueve meses del 2021 ya iban 117.66 millones de dólares.

2- Desempleo

La zafra azucarera 2020-2021 fue de 16.2 millones de quintales y las proyecciones que la zafra 2021-2022 son que supere los 17 millones. Para echar a andar esta industria se requiere de la mano de obra de miles de trabajadores en todas las etapas de producción, incluyendo en el campo.

Cualquier golpe a la industria repercutirá necesariamente en la estabilidad laboral, ya que hay que señalar que los registros indican que en el 2017, antes de que empezara la crisis política, la zafra generaba más de 35 mil empleos directos, de acuerdo a un reporte del extinto periódico El Nuevo Diario.

En esa cifra coincidía, Alex Castillo, dirigente sindical de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC); Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar de Nicaragua; y Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Los partidos colaboracionistas y su lucrativa vida en Nicaragua

En cuanto a los empresarios, no solamente se trata del Grupo Pellas y su ingenio San Antonio los afectados. También está el Ingenio Casur, el Ingenio Montelimar y el Ingenio Monterrosa.

De la misma forma hay miles de productores que intervienen en la industria, entre estos el preso político Michael Healy, un productor de caña de azúcar de Rivas.

Eric Farnsworth, ex negociador comercial de Estados Unidos durante la administración de Bill Clinton y actual vicepresidente del Consejo de las Américas, sostiene que indudablemente esto será un golpe muy fuerte que podría generar resentimiento contra Ortega en el campo nicaragüense.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.