¿Cómo reducir gastos alimenticios para hacer rendir el dinero?

Los bajos salarios no permiten comprar el total de la canasta básica. Por ello, consultamos a una experta que nos comparte tips para hacer rendir el dinero.

Al cierre de julio la canasta básica alcanzó C$17,842.77, es decir, C$362.69 más que junio. Si el comparativo se realiza con datos anuales, el incremento es casi de un 17% (2,600 córdobas), versus un ajuste salarial del 7% que recibieron los trabajadores este 2022.

El salario mínimo y los raquíticos ajustes anuales no permiten que los nicaragüenses compren el total de los 53 productos de la cesta familiar a tal punto que no se logra comprar ni el 50% de los productos esenciales. Por tal razón, consultamos a una experta en finanzas que nos comparte algunos tips que le pueden ayudar a hacer rendir su dinero a la hora de comprar.

Gisella Canales lleva varios años orientando a la población y a negocios sobre cómo optimizar el dinero y hacer que alcance para cubrir lo más esencial. En el caso de los gastos del hogar dice que es importante no “casarse” con realizar las compras en un mismo sitio, que hay que comparar precios y también aprovechar productos de temporada que estén a bajo costo.

Nicaragua, país de Centroamérica que reporta mayor aumento de precios

Tips de ahorro para comprar los alimentos esenciales del hogar:

  • Siempre revisar todos los precios y tratar de acomodar la dieta según los productos de temporada. Optar por los más asequibles y adaptar los platillos.
  • No casarse con el mismo sitio de compra. Valorar, según cada caso, cuál opción es la que presta las condiciones que favorecen a su bolsillo.
  • Comparar precios es fundamental y aplica a cualquier tipo de compra, pero en los alimentos todavía mucho más porque es algo del día a día.
  • No subestimar ninguna cantidad a la hora de comprar. Aunque parezca poco, todo suma.
  • Evitar las compras a diario. Como son montos pequeños casi no se sienten, pero al sumarlos se convierten en una cantidad grande.
  • Procurar realizar las compras semanal o quincenalmente sobre todo los productos de mayor consumo.
  • Sustituir algunos productos por otros que son más nutritivos y más baratos.
  • Hacer un menú periódico antes de realizar las compras, de manera que se pueda saber qué cantidad se necesita de cada cosa y optimizar recursos.

Canales explica que “entre un 40 o 50% de los gastos en un hogar se van en alimentos” y que por ello es muy importante saber administrar y planificar en qué gastar cada centavo, pues muchas veces se acaba el dinero y no sabemos como.

“Si bien hay incremento en los precios, no todos los productos suben de la misma manera, ni suben al mismo tiempo. Hay muchos productos cuyas alzas son estacionales, es decir, por períodos muy específicos en dependencia de la producción”, dice.

¿Me pueden llevar preso por una deuda en una casa comercial?

Otra de las opciones es sustituir algunos productos por otros que terminan siendo más baratos y con mayor valor nutricional. “La pechuga de pollo, que desde los últimos tres años ha subido bastante, versus el muslo, nutricionalmente hablando, el muslo tiene más beneficios que la pechuga”, comenta la asesora.

En cuanto al aumento en el precio de determinados cortes de carne se pueden comprar menos cantidades y compensar con verduras. “En lugar de comprar una libra, comprás ¾ de libra, esa reducción se puede suplir con más vegetales de temporada para que el precio sea asequible”, refiere.

Otras alternativas asequibles

Canales plantea que no debemos perder de vista productos tan importantes como el banano, una de las frutas más completas y nutritivas que se encuentra entre C$1 y C$1.50 en los mercados; o el huevo, que es una de las proteínas animales más económicas, que no solo se puede comer frito o cocido; existen un sinnúmero de recetas que se pueden hacer con él y que encontramos fácilmente en internet.

La experta explica desde su experiencia personal, que se puede optimizar tiempo y recursos monetarios si se tiene una buena planificación no solo al comprar, sino también al momento de cocinar los alimentos.

“Si quiero hacer una carne desmenuzada, cuezo de una sola vez la carne para desmenuzar, carne para salpicón, le hecho vegetales y con la misma sustancia que suelta la carne hago un caldito que puede servir para la cena con unos vegetales y unas cuantas hilachitas de carne y ya tenés la carne para el otro día, ya sea para carne desmenuzada, tacos o lo que vos querás y tenés la carne cocida del salpicón. Podés hacer lo mismo con el pollo”, relata.

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.