Fórmula: Crecimiento económico y democrático

Artículo de opinión

El desencanto por el sistema democrático se ha venido arrastrando en la región latinoamericana desde el 2001. Hemos sido una región que en la mayoría de los países, no ha logrado consolidar y sostener el superávit de la democracia, las alertas nacionales y mundiales no deben manifestarse exclusivamente en los déficits económicos, las consecuencias que producen los déficits democráticos son mayormente catastróficos al tratarse de los derechos y libertades, y el bien más preciado nuestras vidas y la de los familiares.

De conformidad con el latinobarómetro, el efecto inverso del desencanto por la democracia, ha sido un aumento a partir de 2010 de los “indiferentes”, que son ciudadanos que deciden no elegir ningún régimen político (democracia o autoritarismo). En 2010 la categoría de indiferentes se encontraba en un 16% situándose en el 2018 en un 28% en la región latinoamericana, las razones de este desencanto son múltiples desde la configuración de nuestros sistemas políticos hasta la cultura política sin embargo uno de los temas fuertemente sonados en todo el hemisferio, ha sido la imperiosa necesidad de la modernización de los partidos políticos.

Caso de Nicaragua

Durante la administración del ex presidente Enrique Bolaños las cifras de apoyo a la democracia eran mayores no obstante el pasado de la administración de Arnoldo Alemán plagada de casos de corrupción influyó en la disminución paulatina de esta categoría. Según el registro histórico del latinobarómetro los descensos sobre el apoyo a la democracia son mayores, con la vuelta al poder de Daniel Ortega, a partir de 2011 el apoyo al autoritarismo en nuestro país incrementa en un 7% manteniéndose en aumento en los años posteriores.

Durante el gobierno de Daniel Ortega se optó por sacrificar la democracia a cambio de la idea de buscar un crecimiento económico, se había instaurado el mito que en gobiernos autoritarios y totalitarios la economía deriva en un repunte constante. Las consecuencias de creer en ese mito, ha sido la implementación de políticas represivas que desembocaron en el delito internacional de crímenes de lesa humanidad.

Este mito no fue únicamente impulsado por el gobierno de Ortega, logró tener auge por las acciones y omisiones del sector empresarial. Hay variadas experiencias en latinoamérica y fuera de la región sobre las consecuencias de los déficits democráticos, a estas alturas no debe omitirse que la economía y la democracia son elementos indisolubles para la búsqueda del desarrollo sostenible.

Cuando hay una planificación e implementación desde el sector empresarial no debe cometerse el error cortoplacista, de no integrar el factor de la democracia en los análisis. Las pérdidas económicas y sociales son mayores cuando se apuesta por el camino de los sistemas autoritarios.

Las prácticas de corrupción gubernamentales que se convierten en costumbres en los sistemas autoritarios, logran expandirse a sectores empresariales cuando las relaciones entre estos actores se profundizan, de esa forma se crean los círculos viciosos y escenarios cíclicos de las sociedades en sistemas políticos autoritarios y totalitarios.

La última encuesta de CID  GALLUP en septiembre de 2020 en un periodo preelectoral resulta preocupante los resultados sobre la percepción de democracia por nivel económico. A nivel nacional un 49% de la ciudadanía prefiere un sistema democrático frente a un 40% que prefiere un gobierno autoritario y tan solo un 11% manifiesta que en algunas circunstancias es mejor un gobierno autoritario. Estos resultados cambian en la categoría de personas en “mejor situación económica” con un 48% que prefiere un gobierno autoritario y apenas un 35% uno democrático.

Para salir del círculo vicioso los empresarios nicaragüenses deben comprender que en los sistemas autoritarios, las economías nacionales sufren una fuerte dependencia política que resulta perjudicial para la obtención de una estabilidad financiera y desde lo social un desarrollo sostenible.

El autor es estudiante de políticas públicas.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.