Así amanece Cuba después de histórica jornada de protestas

Al caer la noche Cuba se encontraba sin servicio de internet y fue completamente militarizada. Periodistas locales reportan cientos de arrestos y desaparecidos..

Al caer la noche Cuba se encontraba sin servicio de internet y fue completamente militarizada. Policías y civiles armados realizaban detenciones casa a casa contra los líderes de las protestas cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo.

El periodista cubano Abraham Jiménez Enao informó en su cuenta oficial de Twitter la mañana de este 12 de julio que «las calles del país siguen tomadas por las fuerzas policiales. Hay centenares de desaparecidos (quizás miles) que aún no se pueden cuantificar. Ayer el régimen hizo zafra con el pueblo que se levantó».

La reconocida bloguera y activista opositora Yoani Sánchez por su parte, aseguró que «se reportan varios heridos en las protestas que se extendieron por toda Cuba. En Camagüey los uniformados dispararon contra los manifestantes».

La amenaza del presidente de Cuba: "Estamos dispuestos a todo"

Sánchez también tuiteó a primeras horas de la mañana que «en la Habana hay cientos de detenidos y desde Alquízar nos reportan que están haciendo registros policiales y arrestos ahora mismo en la casa de los manifestantes».

Las imágenes sobre la isla cesaron de enviarse desde ayer por la noche luego de la interrupción del servicio de internet ordenada por el gobierno.

Repentinamente el gobierno liberó al rapero Denis Solís esta mañana, quien pertenece al Movimiento opositor San Isidro y a quien el gobierno mantenía bajo arresto desde hace 8 meses, una de las principales razones de la furia popular, sumada al descontento por el rechazo del gobierno de Díaz Canel a la ayuda humanitaria internacional ante la crisis sanitaria causada por la pandemia.

Díaz-Canel: «Han tenido la respuesta que merecen»

Miguel Díaz-Canel ofreció una conferencia de prensa, en la que mostró un tono menos confrontativo que el de ayer cuando hizo un «llamado al combate» y culpó a Estados Unidos de las protestas sociales que conmocionaron al país el 11 de julio.

Culpó a las redes sociales de promover un «calentamiento», ya que asegura que en las últimas semanas se incrementó la «campaña contra la revolución» para tratar de crear «inconformidad, insatisfacción a fin de manipular las necesidades que tiene la población». Y dijo que esa campaña fue respaldada por ciertos youtubers y blogueros.

Sin embargo, Díaz-Canel bajó el tono agresivo que mostró ayer cuando llamó «vendidos» y «mercenarios» a todos los manifestantes y reconoció que hay auténticas demandas de la ciudadanía.

«No todos son contrarrevolucionarios (…) aquí tenemos personas revolucionarias o no, insatisfechas, con confusiones también, con incomprensión», dijo el mandatario cubano.

El mandatario impuesto por los hermanos Castro, manifestó que las principales quejas de la población se centran en el problema eléctrico, el desabastecimiento y el problema de las tiendas con ventas en divisas, pero insistió en que el origen de todo ello «es el bloqueo, es un discurso hipócrita, manipulador», dijo sobre Estados Unidos.

«Es legítimo que tengamos insatisfacciones pero también tenemos que ser capaces de definir bien dónde nos quieren manipular», manifestó el heredero del sistema familias castrista impuesto en Cuba hace 62 años.

Más adentrado en su discurso, Díaz-Canel afirmó; «ayer vimos delincuentes», y dijo que en Cuba hay libertad de manifestación pero que ayer «hubo vandalismo».

Tratando de minimizar sus declaraciones en cadena nacional el día de las protestas cuando llamó a sus militantes a confrontarse con los manifestante, expresó que «nunca hice un llamado a la violencia», sino que «el pueblo salió a defender la revolución, pero fue confrontado con violencia».

Sin embargo más tarde ha dicho; «han tenido la respuesta que merecían y la seguirán teniendo», en alusión a la represión policial y detenciones registradas tras la jornada.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.