Gobierno venezolano no extiende visas a miembros de misión de observación electoral europea

La misión, de más de 130 analistas y técnicos, estaba en el país desde octubre y era la primera de su tipo en Venezuela desde 2006.

El gobierno de Nicolás Maduro no renovó la visa a un grupo de miembros de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea, que estaba en Caracas para seguir las incidencias de los comicios regionales del pasado 21 de noviembre, confirmó a VOA una fuente relacionada con organizaciones gubernamentales.

La misma fuente, explicó que, por esta decisión, los observadores europeos deberán abandonar Venezuela este fin de semana. Según reportes de agencias como Bloomberg o Reuters, e incluso el diario español El País, el grupo tenía programado salir de Venezuela en una semana.

La Voz de América consultó al jefe de comunicaciones de la delegación, Renaud Dewit, quien se limitó a contestar : «Por el momento, no habrá más declaraciones” de la misión.

Entre tanto, en comentario a la VOA, la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová aseguró ante la medida que “estas últimas acciones vuelven a confirmar lo que todos ya sabíamos- que Venezuela vive bajo una dictadura”. “Nunca creí que las elecciones iban a cambiar algo – estaba claro desde el principio que Maduro no iba a permitir que fuesen libres y justas. Voy a seguir apoyando a las fuerzas democráticas venezolanas en su lucha por la democracia”, agregó.

La delegación presentó un informe preliminar dos días después del proceso electoral. Aunque destacaron mejoras en las condiciones, señalan que persisten “deficiencias estructurales”.

CPDH atraviesa problemas financieros para continuar operando

Entre los desequilibrios que encontraron está el uso “extendido” de recursos del Estado para campañas, la “falta de independencia judicial”, e incluso, la “no adherencia al estado de derecho”.

Luego de esta presentación, el presidente venezolano Nicolás Maduro  acusó a los integrantes de la MOE de la Unión Europea de ser una “delegación de espías” y negó que fuesen observadores internacionales.

“Quienes vinieron como enemigos, la delegación de espías de la Unión, no encontraron ni un elemento para criticar el sistema electoral. Buscaron en un informe lleno de improvisaciones y mal redactado, buscaron y trataron de manchar el proceso electoral impecable y democrático de Venezuela y no pudieron”, dijo el domingo en declaraciones transmitidas por el canal oficial.

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijo que la presencia de la UE en la nación suramericana para estas elecciones contribuirá a encontrar una solución a la crisis política a través del diálogo.

Borrell también se refirió a las acusaciones de “espías”, argumentando que el buen recibimiento de los miembros de la misión y el informe preliminar sugieren que la decisión de observar los comicios fue “la correcta”.

La MOE de la UE tiene programado regresar a Venezuela a principios de 2022 para presentar su informe final, que incluiría sus recomendaciones.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.