Crisis en Honduras por división en partido político de Xiomara Castro

La trifulca se originó por un desacuerdo entre el partido de la recién elegida presidenta Xiomara Castro y diputados disidentes por la elección del presidente de la junta directiva provisional del Congreso.

La presidenta electa de Honduras Xiomara Castro enfrenta su primera crisis política y aún falta casi una semana para que asuma el poder. La situación ocurre por una división en el Partido Libertad y Refundación (Libre) que terminó con la elección de un diputado que no estaba previsto en los acuerdos de la alianza política con el Partido Salvador de Honduras (PSH) de Salvador Nasralla.

Los congresistas hondureños eligieron como presidente del Congreso Nacional (CN) al diputado Jorge Calix, sin embargo, en el acuerdo de la alianza política que realizaron antes de que se celebraran los comicios generales, donde resultó ganadora Xiomara Castro, establecía que Nasralla no correría como candidato si Libre (Xiomara Castro), le garantizaba a él la vicepresidencia y la posibilidad de elegir la presidencia del congreso, ya que para el puesto de presidente del CN estaba pensado designar al diputado Luis Redondo del PSH.

Sin embargo, durante la elección, en una reunión convocada por el ministro de Gobernación hondureño, Leonel Ayala, se le brindó la palabra «por caballerosidad» a Beatriz Valle, una de la veintena de diputados que estaban inconformes con el pacto político de Castro y Nasralla. En su comparecencia, Valle leyó un documento donde se proponía a Jorge Calix como presidente, Yavhé Sabillón como vicepresidente y ella como secretaria adjunta de la directiva provisional del CN, la cual fue aprobada con 85 votos a favor, sin permitir que Rasel Tomé propusiera a Redondo.

Para concretarse la votación de la directiva del CN aún falta la votación del domingo, pero casi siempre ha sucedido en Honduras que quien gana las provisionales, gana las votaciones permanentes.

Golpes, empujones y gritos

La elección de Jorge Calix no fue bien recibida por algunos diputados de Libre, quienes subieron al estrado del parlamento intentando golpear a Cálix, Beatriz Valle y Yavhé Sabillón. Otros gritaban insultos y llamaban traidores a los diputados recién electos.

Analistas políticos dijeron al diario El Heraldo de Honduras que «podría tratarse de un mal cálculo de las autoridades de Libre al no visualizar los anticuerpos del acuerdo firmado con Salvador Nasralla, o una estrategia para descalificar al Congreso e instalar una Asamblea Nacional Constituyente».

Xiomara Castro reaccionó a través de sus redes sociales llamando traidores a quienes se eligieron como directiva provisional.

De igual manera la presidenta electa amenazó con negarse a que el nuevo jefe del Congreso le tome juramento como presidenta el 27 de enero.

«No necesito que traidores me blinden», dijo Castro en su cuenta de Twitter sobre declaraciones de diputados de su partido acerca de que la sorpresiva elección fue para blindar su próximo gobierno.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.