Diáspora salvadoreña teme que su país se convierta en “otra Venezuela”

Representantes de la comunidad salvadoreña en California denuncian a Nayib Bukele en la Cumbre de las Américas, evento al que no asistió el mandatario.

César Fuentes lleva varias horas postrado frente al Centro de Convenciones de Los Ángeles, California, con carteles de denuncia en contra del presidente salvadoreño, Nayib Bukele. Quiere aprovechar la IX Cumbre de las Américas, “para que el tema salvadoreño también se aborde” en esta importante cita con altos dignatarios de la región al considerar que su país natal está entrando en “un punto de no retorno”.

“El presidente de la República secuestró las instituciones, golpeó a la Corte Suprema de Justicia secuestrando el Tribunal que, por excelencia, tiene la obligación de dictaminar o tutelar la Constitución. Después le pegó a la Fiscalía General de la República poniendo un fiscal a su medida y esta Fiscalía se ha convertido en la oficina del Gobierno”, critica el hombre desde los exteriores en una de las calles del centro de la ciudad californiana donde se va a realizar este encuentro con importantes dignatarios de la región.

Blinken: Sociedad civil es más representativa del pueblo que los regímenes de Nicaragua, Venezuela y Cuba

En su opinión, la voz de la diáspora salvadoreña “es crucial” para que los altos mandatarios puedan escuchar sus reclamos. “Es importante que la comunidad internacional también esté pendiente de cómo se está manejando la democracia en El Salvador, cómo se están pactando con grupos terroristas transnacionales en el caso de las pandillas” dijo insistiendo en que los “mandatarios tienen que saber que nosotros también necesitamos una miradita”.

Foto: VOA.

Fuentes, que es uno de los opositores a Bukele más activos en la Costa Oeste de Estados Unidos, advirtió que los movimientos del actual Gobierno salvadoreño no solo suponen una amenaza para los países vecinos sino también para toda la región, incluyendo Estados Unidos.

“Bukele no solo es una amenaza para la región. Bukele es una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos” aseguró, convencido de que El Salvador “geopolíticamente nosotros jugamos un papel importante” y que, en base a eso, los mandatarios tienen que ser conscientes de lo que representa este país en el Hemisferio Occidental.

Bukele dijo que iba a construir un país “verdaderamente libre y soberano”.

Estados Unidos ya expresó su preocupación por el rumbo que estaba tomando el país en ese sentido.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea también se sumaron. Sin embargo, Nayib Bukele hizo caso omiso y, poco después de que se dieran a conocer las reacciones por parte de la comunidad internacional en mayo de 2021, el mandatario publicó un video asegurando que con estos movimientos su Administración está “construyendo una nueva historia” en un país “verdaderamente libre y soberano” con “un punto de quiebre entre lo viejo y lo nuevo”.

“El pueblo no nos mandó a negociar. Se van. Todos”, dijo en ese momento.

Bukele, ausente en la Cumbre

Alex Umanzur, otro salvadoreño residiendo en el sur de California, asegura que tiene “buenas expectativas” sobre la Cumbre de las Américas y celebró que esa presión internacional ya está teniendo consecuencias porque, según él, Bukele se ha ausentado de esta cita por esta razón.

“Esa es una clara señal de que él no está apto para estar en eventos democráticos”, manifestaba.

Por otro lado, Mauricio Chávez, también salvadoreño que lleva cuatro décadas en Estados Unidos aunque no salió del país por motivos políticos, teme que el “país vaya en rumbo a lo que es ahora Venezuela y tenemos que evitarlo”. Es por eso que no se lo pensó cuando vio la convocatoria a través de las redes sociales para participar en una protesta pacífica frente al Centro de Convenciones.

El Salvador: Bukele cumple tres años de mandato con alta aprobación

La entrada del bitcóin, otra medida vista con recelo

La última polémica del gobierno de Bukele ha sido la adopción del bitcóin como moneda de curso legal en El Salvador. Las criptomonedas permiten hacer transacciones económicas de un lugar a otro sin la supervisión de un ente, como un banco central, de manera que esos intercambios monetarios no quedan reflejados en ningún organismo financiero regulador.

César Fuentes señala que el bitcóin “no nació para que los gobiernos lo hicieran de curso legal” y sospecha que detrás de todos estos movimientos habrían otras intenciones ocultas. “Utilizar los fondos públicos para meterse en esta inversión de la criptomoneda, sencillamente no se puede hacer. Fundamentalmente porque la volatilidad del bitcóin no garantiza la inversión”, indica.

“Hemos gastado millones dólares en el bitcóin. No sé por qué Bukele se mete en este rollo del bitcóin, excepto que no sea porque quiera lavar dinero a través de las criptomonedas. Hay que preguntarle eso también”, concluía.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.