Fecha para elegir candidato en primarias genera discordia en la oposición venezolana

La fecha de las elecciones primarias donde la oposición al chavismo quiere elegir a su candidato unitario para las presidenciales de 2024 se ha convertido en la última manzana de discordia en la Plataforma Unitaria de Venezuela.

La definición de un día específico para esas primarias “es un tema en discusión”, explica a la Voz de América el coordinador ejecutivo del movimiento opositor, Omar Barboza.

El Salvador suma 50.000 detenidos en «guerra» contra pandillas

Lo único aprobado por los partidos que forman parte de esa organización es que “será en 2023” y que se prevé que el anuncio se haga “antes de que finalice 2022”, detalla. Es decir, los debates internos se intensificarán y rendirán frutos en algún momento de los próximos cuatro meses y medio, de acuerdo con el vocero del movimiento unitario opositor.

Entre ellos, hay diferencias sobre cuándo elegir al candidato unitario de cara a 2024. Ninguno ha confirmado a su aspirante a las votaciones previas a las presidenciales. Se prevé que lo hagan este mismo año con discusiones internas para, entonces, participar.

Voluntad Popular se decanta momentáneamente por Guaidó, mientras Un Nuevo Tiempo discute internamente si el gobernador Rosales será su abanderado en las primarias, pudo conocer este medio por dirigentes de partidos de la oposición, que pidieron anonimato.

Primero Justicia, por su parte, deshoja la margarita puertas adentro entre los nombres del excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, el primer vicepresidente del Parlamento de 2015, Juan Pablo Guanipa, y el exalcalde Carlos Ocariz.

Algunas seccionales regionales de Acción Democrática han propuesto al diputado Carlos Prosperi como su eventual candidato, a la vez que otros dirigentes, como el politólogo Nicmer Evans y el exgobernador César Pérez Vivas, han confirmado que aspirarán.

SIP condena asesinato en México de cuatro periodistas de radio en Ciudad Juárez

Ya hay partidos impacientes, empero. Andrés Velásquez, de La Causa R, denunció que organizaciones que no identificó “han ido retrasando decisiones”. “Se andan haciendo los locos y deliberadamente han ido retrasando decisiones que tienen que ver con las primarias. Hay que ponerle fecha”, insistió en un video difundido por redes sociales.

Alfredo Ramos, uno de sus compañeros de movimiento político, acusó a un sector opositor de querer retrasar el proceso para suspenderlo del todo y, luego, promover una candidatura por consenso, es decir, definida por debate partidista, ya no por voto popular.

Juan Pablo Guanipa, dirigente de Primero Justicia y precandidato de su partido, valora como “incomprensible” que la oposición esté presionándose a lo interno por definir una fecha para las primarias cuando no existe una definitiva para las presidenciales de 2024.

“Debemos presionar al régimen para lograr la fecha de las elecciones presidenciales. Allí está la lucha. Poner fecha de primarias sin saber fecha de presidenciales es muy riesgoso. Quizá haya que hacerlo, pero hay que dar la pelea para presionar al régimen”, asegura.

La VOA pudo conocer que partidos como UNT prefieren que las primarias se celebren en el segundo semestre del próximo año, mientras que el movimiento donde militó Guaidó y que lo respalda en sus actividades de calle opina que deben realizarse entre enero y marzo.

Venezuela, inaugurada como sede de juegos militares rusos junto a Irán, China y otros países

Guaidó, reconocido como presidente encargado por 50 gobiernos, demandó la semana pasada en una conferencia de prensa que se defina una fecha para las primarias. “Maduro es minoría (…) la convocatoria es a ponerle fecha a eso”, expresó el viernes en Caracas.

Ganancias y riesgos

La definición de la fecha no es solo un tema de formas, sino de fondo, según analistas. Es un debate “controversial” a lo interno de los partidos que depende de estrategias que pasan por escoger el mejor momento e, incluso, por tener disponibilidad de fondos para la votación dentro y fuera de Venezuela, puntualiza el politólogo Jesús Castellanos

“Se debe ponderar el momento, el timing, que incluye el contexto, los riesgos, la oportunidad de que la primaria logre los efectos deseados, también la obtención de recursos, la planificación del evento, la determinación del padrón electoral y si incluye o no a los venezolanos en el exterior, las restricciones de tiempo que define el CNE si es que es éste quien lo organiza, entre muchos otros”, comenta en entrevista con este medio.

Lo vital, opina la politóloga y docente universitaria María Alexandra Semprún, es que el objetivo de las primarias esté perfectamente definido. Para ella, el pueblo venezolano que detracta del chavismo debe saber “el norte” de una votación interna para elegir candidato. A su juicio, no está del todo claro el propósito estratégico de la oposición venezolana.

“Todos necesitamos certezas. Tener fechas puede darnos la impresión de que algo si está pasando. En este momento, creo que nos sentimos como los marineros de La Pinta, La Niña y la Santa María. Estamos navegando y no sabemos para dónde vamos. El viaje nos tiene agotados. Tener una fecha puede ser una meta, un puerto”, afirma en entrevista.

Montalbán, el pueblo de Venezuela donde “hay más casas vacías que personas” por la migración

La oposición promovió en 2019 un mantra de cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres en el país que, ante la imposibilidad de concretarse, se transformó en la necesidad de lograr un acuerdo nacional mediante negociaciones con Maduro. Ahora, aspira a reactivar el diálogo congelado por 10 meses con las futuras elecciones entre cejas.

El politólogo y articulista Leandro Rodríguez Linárez advierte que los organizadores de la primaria opositora creen erradamente que “los ciudadanos esperan con ansias las órdenes que las organizaciones políticas van a emitir”, lo que llama “partidocentrismo”.

“No hay nada más lejano a la realidad. Los partidos políticos atraviesan su peor momento histórico con relación a su simpatía”, dice a la Voz de América. Encuestas de firmas privadas denotan un divorcio con los partidos de parte de los venezolanos, más pendientes de resolver sus propias crisis económicas que de los asuntos propios de la política.

La potencial abstención de un sector crítico con el chavismo y con la oposición es un tema que atender, opina. “Todavía faltan más de dos años para las elecciones presidenciales, pero, sobre todo, todavía están al rojo vivo las causas que originan la abstención, sobre todo, las que originan el fortalecimiento del statu quo que hoy destruye la nación”, dice.

Rodríguez Linárez se declara convencido de que escoger un candidato unitario de forma prematura pudiera exponerlo a ataques y su “destrucción” de parte del oficialismo.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.