«Cara a cara con las violencias»: el día a día del Triángulo Norte a través de una lente

Documentar las consecuencias de la violencia en Centroamérica fue el propósito de los fotoperiodistas españoles Edu Ponces y Pau Coll, integrantes de la organización RUIDO photo. Sus imágenes, ahora convertidas en exposición fotográfica, muestran cómo la violencia no bélica impacta en países como Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Ha sido un trabajo de riesgo, sin duda. Cuando trabajas con violencia criminal lo es”, explicó a la Voz de América Edu Ponces, quien ha ejercido el periodismo en Centroamérica en diferentes ocasiones y conoce bien la región, un lugar en el que la vida cotidiana de las personas está marcada por la violencia.

«La violencia ejercida por grupos delictivos organizados» afecta «a una amplia variedad de personas», entre las que se encuentran niños, mujeres, integrantes del colectivo LGTBI y migrantes, de acuerdo a la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Violencia de pandillas

La cárcel de Cojuetepeque fue uno de los lugares fotografiados por el equipo de fotoperiodistas. Se trata de un penal de máxima seguridad donde se encuentran encerrados miembros de pandillas rivales. Las imágenes muestran las condiciones de vida de los prisioneros, muchos de los cuales entraron en la cárcel cuando eran menores de edad.

“Allí uno tiene que conseguir el acceso de las autoridades y de quien manda en el interior de la cárcel. Ellos lo aceptan porque les interesa dar su versión y denunciar lo que están viviendo allí dentro” explica Ponces sobre el proceso de realización de las fotografías.

Miembros de la pandilla Barrio 18 en la cárcel de Cojutepeque, en El Salvador.

El fotoperiodista explica que una de las cosas que más le sorprendió en el terreno fue la actitud de las familias afectadas por la violencia de las pandillas respecto a los fallecidos:

«Muchas veces la gente pedía que se les fotografiara. Uno siente que a veces la gente no quiere que se vea a un familiar muerto, y mucha gente me pedía: ‘Por favor, tómele foto’ Son familias que están en lugares donde eso ocurre regularmente y nadie hace nada» dice Ponces.

Violencia contra las mujeres

«La violencia de género, a menudo poco denunciada y estadísticamente invisible, es uno de los principales factores que llevan a mujeres, niñas y personas LGBTIQ+ a huir de sus hogares en El Salvador, Honduras y Guatemala» señala ACNUR en un informe de finales de 2021, en el que «insta a que se emprendan acciones más eficaces» en la región.

La organización Human Rights Watch (HRW), además, subraya en su reporte mundial de 2022, que países como Guatemala atraviesan «desafíos» en la protección de colectivos como las mujeres.

La propietaria de un bar fue asesinada en El Salvador por no pagar la extorsión que le pedía la pandilla que controlaba la zona.

«En muchos casos están solas con sus hijos» comenta Ponces sobre las mujeres que sufren violencia. «Es muy cruel en muchos casos. La más cruel que he visto allí ha sido la violencia contra las mujeres» añade.

Violencia en la vida de los niños

Centroamérica es una de las zonas que cuenta con un índice de población más joven y, a su vez, registra altas cifras de criminalidad. Es por eso que en muchos casos la violencia afecta la vida cotidiana de los niños centroamericanos; Incluso algunos son reclutados por las pandillas en edad infantil.

Agujero de bala en una pared situada en un lugar donde juegan niños del Bajo Aguán, en Honduras.

«La violencia que viven los menores y la que ven en su rutina diaria en un barrio o comunidad de pandillas de El Salvador tiene mucho que ver con lo que van a hacer después» dice el Ponces, quien fotografió a niños jugando en lugares con fuerte presencia de maras, observando un féretro, viviendo en una cárcel de mujeres, o presenciando cómo la policía comunica que su progenitor ha sido arrestado por un presunto caso de homicidio, entre otras situaciones.

«Nos interesaba enseñar dónde crece un niño salvadoreño que a lo mejor se convierte luego en un pandillero» añade el fotógrafo.

Violencia y la migración

La inseguridad es uno de los motivos principales por los que las personas deciden huir de la región «En Centroamérica, miles de personas deben decidir entre abandonar su país o correr el riesgo de morir. Para encontrar un lugar seguro donde vivir, sienten la necesidad de abandonar sus hogares y poner sus vidas en riesgo emprendiendo peligrosas travesías» señala ACNUR.

El principal receptor es Estados Unidos, país que lleva años enfrentándose a constantes oleadas de migrantes provenientes del Triángulo Norte. Recientemente, algunos legisladores estadounidenses pidieron al gobierno del presidente Joe Biden que amplíe el Estatus de Protección Temporal (TPS) para inmigrantes de Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Los fotógrafos de RUIDO photo retrataron a centroamericanos en diferentes fases del proceso migratorio. Para conseguirlo, estuvieron trabajando en el muro que separa México de Estados Unidos y en albergues provisionales en Tijuana. También fotografiaron a migrantes indocumentados residiendo en la calle, donde acaban muchos de los que logran entrar al país.

Una niña centroamericana cruza el muro entre México y Estados Unidos a través de un agujero.

«Un país como EEUU tiene que entender que la inmigración que llega es gente huyendo de la violencia (…) Eso es muy interesante para que veamos de diferente manera a la migración» señala Ponces.

Misael, de origen salvadoreño, reza antes de cenar en un comedor comunitario de Los Ángeles, EE.UU.

Plantar cara a la violencia

Algunas de las fotografías realizadas por Edu Ponce y Pau Coll se pueden ver en la exposición Cara a cara con las violencias: relatos de resiliencia en Centroamérica, una proyecto que combina la imagen y el género de la entrevista y que se ha desarrollado bajo la coordinación del Instituto Catalán Internacional para La Paz (ICIP).

«Hoy en día hay prácticamente más muertes violentas y homicidios en países donde no hay guerra que en países en guerra. Esto está muy presente en América Latina» explica a la VOA Sabina Puig, licenciada en Políticas y de la Administración en la Universidad Autónoma de Barcelona y coordinadora del área de trabajo «Violencias fuera de contextos bélicos» en el ICIP.

Puig añade que la región «concentra una tercera parte de los homicidios en el mundo» y explica que uno los objetivos de la exposición es «ilustrar con fotos del día a día cómo la violencia impacta en la vida de las personas».

Por otra parte, Puig subraya que,» a pesar de todos los peligros», hay personas «que plantan cara a esta violencia a través de programas de educación, reinserción, de la promoción de políticas sociales y de la acogida de personas refugiadas», entre otros proyectos.

La exposición se inauguró en octubre de 2021 en Barcelona en el marco del II Congreso Mundial por La Paz, y actualmente se puede ver en la ciudad de Sant Boi del Llobregat hasta el 30 de septiembre.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.