Unión Europea solicita al Gobierno liberación de manifestantes presos y acabar con el asedio contra la iglesia

A través de un comunicado la Unión Europea hace un llamado al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo para liberar a los manifestantes presos, terminar con el asedio a las iglesias católicas y que se garanticen todos los derechos constituciones de los nicaragüenses.

“La detención de más de trece nicaragüenses los días 14 y 15 de noviembre por su apoyo a las personas en huelga de hambre reunidas en la Iglesia de San Miguel, en la ciudad de Masaya, así como el asedio de la iglesia por parte de las fuerzas policiales, representan una vulneración de los derechos fundamentales de la ciudadanía nicaragüense”, cita el comunicado.

En este mismo se plantea que el Gobierno debe cumplir con los todos los acuerdos suscriptos en las reuniones con los representantes de la Alianza Cívica.

 

“Únicamente la plena aplicación de los Acuerdos de marzo, un diálogo fidedigno e inclusivo, así como reformas políticas y electorales acordes con las normas internacionales, pueden resolver la crisis actual en el país y encauzar una salida pacífica y democrática”, detalla el comunicado.

Macedonia del Norte, Montenegro y Albania, Bosnia y Herzegovina, Islandia, Liechtenstein, Noruegay Moldova, se han alineado a la declaración de los 28 países miembros de la UE del pasado 20 de noviembre sobre la situación en Nicaragua.

Este organismo internacional destaca que seguirá implementando todos sus instrumentos para apoyar la justicia y la democracia en Nicaragua.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí  https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.