Persecución del gobierno contra campesinos no cesa en Nicaragua

  • Más de 100 campesinos fueron asesinados desde que estallaron las protestas antigubernamentales en Nicaragua; 93 de ellos en 2019.

La persecución contra los campesinos parece no tener fin. Al menos 93 de ellos  fueron asesinados el pasado 2019 como parte de la represión selectiva que mantiene el gobierno de Daniel Ortega en el interior del país, según afirma a NICARAGUA INVESTIGA, el líder campesino Medardo Mairena.

El excarcelado político menciona que desde finales de los años 90s, los campesinos son perseguidos por los sandinistas en el interior del país por la única razón de no simpatizar con ellos o bien «por haber participado en la Contrarrevolución» que fue el grupo armado que combatió a Ortega y sus fuerzas armadas durante la década de los 80s.

Todas las víctimas mortales desde aquel entonces eran «opositores que Ortega ha considerado que son personas que le estorban» indica Mairena y agrega que no solo los ex contras han sido asesinados, si no también sus familias y líderes campesinos a lo largo del territorio nacional.

«Ortega le ha temido siempre a los campesinos» porque siempre se han defendido de las injusticias que han cometido los gobiernos, opina Mairena y considera que esa es la principal razón por la cual Ortega estaría asesinándolos en los distintos municipios.

Mairena explica que civiles armados se dedican a vigilar a los campesinos y una vez que son ubicados, «el Ejército entra a darles ejecución».

Medardo Mairena, líder campesino y excarcelado político – Foto: Nicaragua Investiga

Además del alto número de asesinatos, Mairena menciona que continúa el asedio en contra de los campesinos por lo que muchos se ha visto forzados a salir de sus municipios y hogares para resguardar su vida e integridad física.

El pasado mes de diciembre, la represión en contra de los campesinos se habría intensificado en el municipio de El Castillo, departamento de Río San Juan, así como Punta Gorda.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha expresado en distintas ocasiones su «preocupación» por la situación que viven los campesinos en Nicaragua y ha demandado al Estado el cese de la represión y que investigue los hechos ocurridos.

Por su parte la consultora en temas de seguridad, Elvira Cuadra, presentó un estudio en octubre del 2019 que revela que hasta esa fecha habían sido asesinado 66 campesinos y todos por «razones políticas»

Asimismo, la defensora de derechos humanos Vilma Núñez, dijo en una entrevista pasada a Nicaragua Investiga que el Ejército de Nicaragua “está implicado en todo esto” y que ha utilizado «métodos terroristas».

Núñez también destacó que son casos que ocurren desde hace muchos años, cuando se denunció la presencia de grupos armados en el interior del país y que el gobierno no los reconoció como tal, si no como delincuentes comunes.

Vilma Núñez, Presidenta del CENIDH – Foto: Nicaragua Investiga

Ley del Canal Interoceánico continúa siendo una amenaza para los campesinos

La Ley 840, Ley del Canal Interoceánico, que fue aprobada por la Asamblea Nacional controlada por el oficialismo, representa una amenaza para los campesinos nicaragüenses debido a que más de 300 mil personas podrían ser expropiadas de sus tierras para la construcción de este mega proyecto, que según las promesas de Ortega, ya debería estar finalizando pero hasta la fecha no se ha visto ni una sola zanja.

Según el Presupuesto General de la República, la Comisión del Gran Canal Interoceánico recibirá 7 millones 603 mil córdobas este año, el cual sería destinado «para la operación de la Autoridad del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, con el objetivo de pagar sus gastos administrativos y de personal».

Desde 2014 el gobierno de Ortega ha asignado más de 33 millones de córdobas a esta Comisión y hasta la fecha no se ha rendido cuentas de qué se ha hecho con ese dinero, y tampoco se sabe a ciencia cierta para qué sigue existiendo, tomando en cuenta que el plazo establecido en la Ley 840 ya finalizó.

«Es una ley totalmente lesiva» y ha sido la principal causa por la cual el movimiento campesino se ha opuesto al gobierno de Ortega, explica Mairena.

Asimismo, el líder campesino menciona que a raíz de la crisis los campesinos están más unidos y han podido establecer redes de trabajo y conexión con personas de otros municipios en todo el país, lo cual ha permitido que el movimiento campesino esté más organizado.

Para este 2020, Mairena detalla que los campesinos «no vamos a descansar hasta que esta ley sea derogada» porque no pueden aceptar que sus tierras sean expropiadas y que los recursos naturales sean destruidos.

El pasado 13 de julio de 2019 se venció el plazo para que el empresario chino Wang Jing presentara las propuestas de inversión para el canal, sin embargo estas no han sido presentadas por lo que la Ley 840 debe ser derogada a como lo establece la misma.

«La Ley 840 viola 42 artículos de la constitución política, viola nuestros derechos humanos e incluso las leyes de autonomía de la Costa Atlántica» comenta Mairena.

 

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.