Bachelet informa ante el mundo que graves violaciones de DDHH siguen en Nicaragua

Michel Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos presentó un informe de actualización sobre Nicaragua ante el pleno de la ONU.

Bachelet dejó claro que la situación del país no se ha normalizado a como pretende hacer creer el gobierno y que por el contrario, la crisis sociopolítica «se vuelve extremadamente compleja».

«El derecho a la protesta pacífica de las voces disidentes del gobierno sigue siendo sistemáticamente negado, al igual que el espacio público de participación se sigue restringiendo», dijo la Alta Comisionada.

También explicó que los parapolicías o paramilitares, a como se le conocen en nuestro país, siguen operando impunemente para asediar e intimidar a defensores de derechos humanos, periodistas, opositores políticos, miembros de la iglesia católica, personas excarceladas y familiares de víctimas de graves violaciones de derechos humanos .

«Esto incluye detención arbitraria por parte de policías, en ocasiones apoyados por elementos progubernamentales  que continuarían operando con el consentimiento, complicidad y mandato de las autoridades estatales», indicó.

«Mi oficina no se conoce ninguna investigación penal abierto contra oficiales de la policía nacional o elementos progubernamentales por los hechos del 2018», destacó la alta funcionaria.

Hizo un llamado urgente a Ortega a acatar las recomendaciones que su organismo le planteó hace más de un año, así como las que ofrecieron otros órganos internacionales y regionales y pidió la liberación de los otros 61 pesos políticos y la autorización para que una delegación de su oficina pueda reingresar al país y monitorear in situ la situación de derechos humanos.

Más problemas se le suman a Ortega

Bachelet también expresó que le parece «preocupante» los homicidios de campesinos en las zonas rurales del país, así como la falta de diligencias investigativas por parte de las autoridades para castigar y detener estos hechos.

La misma preocupación mostró por la situación que viven poblaciones indígenas en el caribe norte del país, que son desplazadas a fuerza de armas por colonos sin que el gobierno haya intervenido para lograr desarticular a estos grupos que operan impunemente en la zona.

Además Bachelet, reveló al Consejo el deterioro económico de Nicaragua, indicando que a consecuencia de la crisis sociopolítica, «la economía se contrajo en un 5.7% y la inflación y el desempleo informal aumentaron. Hasta diciembre de 2019 más de 98 mil nicaragüenses habían huido del país».

Las soluciones

Bachelet urgió al gobierno devolver los medios confiscados en diciembre de 2018, restablecer las libertades públicas y reanudar el diálogo con la oposición.

Además pidió avanzar en las reformas electorales que garanticen unas elecciones «justas, creíbles y transparentes» en 2021.

Foto principal: CNN en Español

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.