La publicidad: Una deuda pendiente de los empresarios con el periodismo nicaragüense

Cada mañana el periodista Gerald Chávez se levanta y monitorea su teléfono para conocer por dónde andará la agenda del día. Desde hace más de un año este reportero junto a otros cuatro más se juntaron para fundar el medio de comunicación «Nicaragua Actual», desde donde constantemente se mantienen informando, de día y de noche, sobre la crisis sociopolítica que vive el país desde que estallaron las protestas antigubernamentales.

Iniciaron con un teléfono celular y un micrófono, pero luego obtuvieron una computadora, una pequeña cámara, un televisor y un set improvisado que fue donado por varias personas solidarias.

Chávez tuvo que proseguir su trabajo desde Costa Rica, junto al resto de periodistas de dicha plataforma ya que la represión y persecución contra los reporteros en ese entonces, no les permitía seguir ejerciendo su labor pues constantemente eran amenazados por fanáticos sandinistas por informar.

Pese a ello, Nicaragua Actual no cuenta hasta el momento con ningún anuncio publicitario por parte de una empresa privada nicaragüense y según relata Chávez entre lágrimas, le ha tocado vivir el mismo calvario que el resto de exiliados en Costa Rica. «Hemos hecho filas para obtener comida, pero lo importante aquí es seguir informando», dice firmemente el reportero.

Hace un año Nicaragua Actual se fundó por periodistas exiliados. Pese a su arduo trabajo no cuentan con ningún anuncio publicitario.

Actualmente Nicaragua Actual se produce en una pequeña sala de una casa en Costa Rica que comparte junto a otros periodistas.

La publicidad no está presente ni en su revista matutina que la preparan arduamente de lunes a viernes, ni en sus notas que elaboran en su canal de Youtube, donde apenas recientemente se comenzó a monetizar como una de las pocas fuentes de ingresos a las que apuestan.

 «Por ahora solo existe una publicidad en Costa Rica. El desafío es que el sector privado pueda confiar en nuestro trabajo, no como una forma de que me dan lástima, sino ver en esos medios la oportunidad de proyectar sus negocios», dice Chávez a Nicaragua Investiga, y subraya que esto contribuye a que las personas tengan más formas de informarse.

«Sabemos que hay medios confiscados, cerrados por falta de publicidad», recuerda Chávez, quien desafía a los empresarios recordándoles que en sus manos está el que el periodismo pueda continuar.

Nicaragua Actual ha empezado a monetizar sus videos de Youtube como una forma de generar ingresos ante la falta de apoyo del sector privado. Captura de pantalla

 

Una situación similar atraviesa el portal digital Despacho 505, fundado por periodistas exiliados en España a causa de la represión estatal en Nicaragua.

De acuerdo con Edith Pineda, editora general de Despacho 505, la sostenibilidad de dicho proyecto ha sido un reto «porque sentimos la presión de trabajar sin contar con ingresos fijos» lo que  «es una amenaza latente para la continuidad de este proyecto que emprendimos en enero de 2019».

La periodista explica a Nicaragua Investiga que si bien es consciente de la responsabilidad que ha asumido al informar desde el exilio, «afrontamos un contexto complejo para sostener financieramente a un medio de comunicación de manera tradicional, como la publicidad».

Pineda cree que en esto las audiencias son claves para monetizar y obtener recursos en plataformas que compensan la generación de contenido, «y es de ahí donde esperamos el principal apoyo, es decir, de la ciudadanía, de nuestros lectores».

En el medio digital Despacho 505 la parte publicitaria aún luce vacía. Captura de pantalla

Situación de medios tradicionales y digitales es crítica, dice Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Sobre esto el consultor y coordinador de programas de la Fundación Violeta Barrios, Guillermo Medrano explica que la situación que viven los medios en general es «crítica», pero en el caso de los medios digitales «es peor aún». 

«Los mismos medios tradicionales están pasando por una situación adversa, producto de la crisis, es asfixiante y debe de ser desesperante esto para los medios digitales», comenta Medrano.

De acuerdo con un conteo realizado por la FVBCH , al menos 21 nuevos medios de comunicación digital han surgido en medio de la crisis, por ello es «súper difícil» que haya publicidad para todos y la situación se vuelva adversa.

Medrano afirma que se propone una norma para regular la publicidad estatal que solo es otorgada a los medios de propaganda a la familia Ortega-Murillo.

«Proponemos normas para regular la publicidad estatal, al fin que la publicidad no dependa de la linea editorial de los medios; en otros países el pastel publicitario esta por normas y no influye sobre la linea editorial del medio», comenta Chamorro.

El experto en comunicación Alfonso Malespin agrega que la falta de publicidad tiene que ver con una serie de elementos que se conjugan de manera simultánea.

«La crisis que ha hecho que las empresas hayan reducido drásticamente sus presupuestos, pero otro elemento es que los medios digitales no han encontrado uno o varios modelos que les permitan encontrar rentabilidad».

Alfonso Malespin, experto en comunicación. Foto: Nicaragua Investiga.

Antes de la crisis

Previo a la crisis sociopolítica nicaragüense grandes empresarios se pautaban en los medios oficialistas, que elogiaban el famoso «modelo de diálogo y consenso» que se mantenía entre el sector privado y el gobierno de Daniel Ortega.

La publicidad era manejada como una forma de «premio y castigo» en dependencia de la línea editorial de cada medio, según expertos en comunicación.

Radios y periódicos tradicionales iniciaron un declive debido al «embargo» impuesto a los medios críticos del país.

Actualmente la crisis ha golpeado al periodismo nicaragüense y de forma independiente solo hay dos canales nacionales en donde la población puede informarse, uno de ellos cuenta únicamente con programación actualizada y el otro ha tenido que recurrir a otras vías como forma de supervivencia.

En el caso del periodismo impreso ha quedado únicamente el diario La Prensa y el HOY. Este último ha dejado de operar en la web y ha quedado únicamente en versión impresa.

«La misma radio se ha visto afectada», dice Medrano al contabilizar las afectaciones a los medios por la escasa publicidad.

.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.