Ejército niega ejecuciones contra campesinos

El Ejército de Nicaragua ha emitido una nota de prensa donde niega “y aclara sobre informaciones malintencionadas que circulan en redes sociales y algunos medios”.

La institución castrense señala, a través del Destacamento Militar Norte que “esta información totalmente falsa y malintencionada”.

“En redes sociales está circulando información sobre supuestas amenazas realizadas por oficiales de nuestra institución militar a líderes indígenas de la comunidad de Santa Clara, territorio Wangki Twi Raya, sector Llano y Bosque del municipio de Waspán, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, siendo esta información totalmente falsa y malintencionada, dirigida a desacreditar el quehacer de nuestra institución.”, dice la nota de prensa.

Por otra parte, el comunicado resalta “que no existe ni un solo hecho donde esté involucrado personal de nuestra institución militar y que cumple con las misiones que de conformidad con la Constitución Política y las leyes se disponen, nuestra institución no cumple con funciones de orden público.”

Por otro lado el mismo documento asegura que “el Destacamento Militar Norte del Ejército de Nicaragua, cumple sus misiones y tareas: “Todo por la Patria”. En la defensa de la Patria y la institución: “Firmeza y Cohesión”.”

El Ejército ha sacado a luz dos informes para desacreditar las imputaciones que se han puesto antes organismos internacionales.

El líder del Movimiento Campesino, Medrano Mairena, ha puesto las denuncias ante organismos internacionales de derechos humanos, donde asegura una presumida vinculación de la institución castrense con asesinatos de campesinos al norte del país de Nicaragua.

El Movimiento campesino ha demostrado dos informes: El primero fue dado el año pasado a la comisión de seguimiento de la OEA, en El Salvador donde se notificaba 68 muertes de personas campesinas. El segundo fue dado en enero de este año al secretario de Estado de los Estados Unidos, Michael Pompeo, con un reporte de 101 campesinos muertos.

El pasado viernes 3 de enero, se identificó el cuerpo de un campesino de nombre Javier Mendoza en la comunidad de San Pedro en Kininuwas, jurisdicción de Wiwilí, departamento de Jinotega. Este es el primer asesinato que se reporta en lo que va de este año en el norte del país.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.