Pago de multas de tránsito y salarios a agentes policiales se encuentran en jaque por sanciones de EEUU

  • De momento solo se han retirado emblemas de los bancos, pero siguen atendiendo normalmente, según constató un equipo de NICARAGUA INVESTIGA

La inclusión de la Policía Nacional a la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) , del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos traerá graves problemas administrativos para la operación de la institución, señalada por su papel por las graves violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

El pago de la planilla a los agentes policiales que rondan los 15 mil, aunado a las cancelaciones a las multas por infracciones de tránsito son las principales procesos que estarán en jaque. Por otra parte la aprobación de préstamos internacionales, así como la ejecución de proyectos para reforzar su operatividad corren el riesgo de frenar.

De momento un equipo de NICARAGUA INVESTIGA constató que los emblemas de un banco de este país que se mantiene en un distrito de Managua fueron retirados; las personas que están atendiendo tampoco usan uniforme de la empresa.

Este medio asistió a uno de los cajeros y dijeron que por el momento «estarían atendiendo normal».

Roberto Cajina, experto en temas de seguridad considera que las sanciones debilitan a la institución como tal y le crea una situación muy difícil en términos de la administración interna a la policía. 

«La OFAC habla de la sanción de la policía como entidad y eso significa que la Policía Nacional no puede tener ninguna cuenta en el sistema financiero nacional; que las tarjetas de crédito institucional de la policía no tienen ningún valor. Los bancos ya deben tener cerrada las cuentas de la policía», dice Cajina.

Una fuente bancaria dijo a Nicaragua Investiga que a partir de las sanciones la Policía solo podrá realizar su pago de planillas en efectivo, así como también solo por esa vía podrá cobrar multas de tránsito y se verá obligada a habilitar un nuevo mecanismo de cobro, porque los bancos cerrarán las cuentas a la institución.

De momento las ventanillas de los bancos en los distritos de Managua están abiertas. Foto: NICARAGUA INVESTIGA.

De acuerdo con las reglamentaciones de la OFAC, todos los activos estadounidenses en poder de la Policía Nacional de Nicaragua quedan congelados; asimismo prohibe a los ciudadanos norteamericanos realizar algún tipo de negocios con la institución sancionada.

Cajina cree que si bien en el caso de las multas, el dinero va a una cuenta del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, según la Ley de Tránsito, «con solo que aparezca el nombre de Policía Nacional los bancos no realizarán la transacción».

El experto considera que «la policía queda en una situación muy difícil pues antes se les pagaba a todos los agentes a través de tarjetas de débitos y la policía depositaba en ese banco, pero al ser la policía quien paga, no hay manera de hacerlo, lo van a tener que pagar en efectivo».

Por su parte la socióloga e investigadora Elvira Cuadra comenta que las sanciones no solo afectarán los pagos de multas y planilla, sino tampoco podrán hacer operaciones comerciales y de otro tipo.

«Se verán severamente limitados (…) el mensaje es bastante claro. Es un mensaje dirigido no a las instituciones como tal, sino al gobierno. De aquí en adelante las insittuciones son susceptibles de recibir medidas similares», comenta Cuadra.

Ortega debe evitar contaminar al resto de instituciones

Algunos analistas políticos consultados por NICARAGUA INVESTIGA advierten que el rumbo que está tomando el país tras las sanciones de Estados Unidos es muy peligroso en el sentido que las sanciones cada vez elevan de tono.

«Primero fueron funcionarios; directivos de las instituciones y ahora es la institución misma y esto es gravísimo», dijo un comentarista a este medio digital.

Advirtió que de hacer maniobras para evadir las sanciones a la institución policial, Ortega podría poner en riesgo el resto de las instituciones de Nicaragua. «Es como tocar a un leproso acercarse al sancionado», agregó la fuente que prefirió no ser citado por temor a amenazas.

Por otro lado el experto en temas de seguridad, Roberto Cajina cree que más allá de las sanciones, la institución quedará aislada a nivel internacional y golpeada moralmente.

» La policía era parte de la policía de centroamérica; hoy ninguna policía va a querer tener relación con una policía que se ha convertido en un paria. Eso significa el aislamiento internacional de la policía;  lo ma grave es la debilidad a la que ha sido sometida la institución», finaliza Cajina.

Anteriormente el Departamento del Tesoro ha impuesto sanciones a funcionarios de la Policía Nacional por abusos a los derechos humanos.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.