5 datos falsos del gobierno expuestos tras denuncia de trabajadora de paciente con COVID-19

La falta de información del gobierno sobre el manejo de los casos de coronavirus generan mucha incertidumbre y eso a su vez enormes especulaciones, pero este fin de semana, mucha de la información falsa ofrecida por Rosario Murillo y el Ministerio de Salud sobre los pacientes portadores de este virus quedaron expuestas tras la denuncia de una mujer en un video en vivo por sus redes sociales.

La mujer es una de las muchas trabajadoras del segundo paciente positivo dado a conocer por Murillo el pasado 20 de marzo y explicó que ella junto a varios colegas de trabajo y familiares del enfermo fueron llevados al hospital Alemán Nicaragüense para hacerles análisis y permanecieron ahí 24 horas sin que les explicaran su condición de salud o les dieran tratamiento.

Estos son 5 de los falsos datos del gobierno que quedaron en evidencia.

  1. Hay más de un sospechoso por COVID-19 en Nicaragua

Rosario Murillo dijo el medio día de este sábado que había solo un caso sospechoso de coronavirus en el país y se estaban haciendo los análisis para confirmarlo.

«Una hermana que viajó a Panamá, es de localidades del caribe, estuvo un mes del 19 de febrero al día 17 de marzo (…) el 19 se reportó con dolor de cabeza, pero con buen estado general», aseguró.

Los especialistas en enfermedades infecciosas han advertido que por cada caso confirmado hay una posibilidad de contagio en otras tres personas y que automáticamente los familiares, compañeros de trabajo y amistades de un paciente positivo se vuelven casos sospechosos.

Hospital Alemán Nicaragüense. Foto: Canal 2

El paciente positivo para el cual trabajaba la mujer que hizo la denuncia tenía una sala de belleza, por lo que además de su personal, sus clientes corrieron el riesgo de ser infectados.

La mujer reveló que además de ella, había otras tres personas bajo análisis y sospechosas de ser portadoras. Además aseguró que el «salón estaba infectado»  y «lo tuvimos que limpiar, llegó la del Minsa», manifestó.

2. Ineficiente control migratorio

Murillo dice que mantienen un riguroso control en aeropuertos y puestos fronterizos detectando posibles sospechosos. Además aseguró que el paciente número dos registrado con COVID-19 en el país, ingresó a Nicaragua procedente de Colombia el día 16 de marzo y que el mismo 17 le aislaron y practicaron los exámenes.

Su trabajadora aseguró que él entró al país el día 12 de marzo y por casi una semana tuvo contacto directo con trabajadores, familiares y clientes de su salón. Además indicó que venía con síntomas desde su ingreso al país.

Minsa asegura que sus protocolos de control fueron diseñados junto a la OPS. Foto: El 19 Digital.

«Jueves 12 él llegó a la oficina, 5:30 de la noche enfermo. Regresó sábado enfermo, lunes estaba enfermo, tenía una fuerte tos, unas grandes temperaturas y tenía dolores en el corazón, los doctores no le decían nada, miércoles llegó de nuevo al salón exponiendo la salud de todos sus trabajadores», denunció la joven.

La OMS y OPS han recomendado  a los gobiernos aplicar una cuarentena de 14 días a aquellas personas que provengan de países que reporten casos. Ortega y Murillo han desoído esos llamados.

3. Ocultan estado de salud

Sobre los dos pacientes que hasta ahora el gobierno ha reconocido oficialmente, Murillo dijo que; «permanecen estables y con evolución estable, podemos informarlo con seguridad».

La trabajadora del paciente reveló que  el segundo paciente reconocido por el gobierno “está en un estado crítico, ya está entubado desde hace horas, él ya no responde, su hígado, su riñón, ya están colapsando”, informó.

4. No lo tienen bajo control

La mujer en su Facebook Live reconoció que se había «saltado la barda» y burlado la seguridad del hospital y del Minsa para huir del lugar, porque sentía que no se le estaba ofreciendo información ni atención médica adecuada. Lo cual supone serias deficiencias en el control y aislamiento de los pacientes positivos o sospechosos de portar este virus, que por su alto nivel de contagio deben estar alejados de los demás para evitar propagación.

Los medios oficialistas como Canal 2, titularon la que mujer había huido del hospital «violentando el aislamiento y protocolo oficial para estos casos», además indicaron que era «una de las personas con cuarentena aislada por las autoridades de salud», lo que además deja claro que hay más de un sospechoso, contrario a lo informado por Murillo.

La vicepresidenta informó luego que la mujer pidió el alta médica y ellos se la concedieron, a pesar de reconocer que aún no tenían los resultados de los exámenes que indicarán si era o no portadora del virus.

Fue enviada a su casa a pesar del riesgo que implica. La mujer borró luego su denuncia de las redes sociales, así como canal 2 y los medios oficialistas borraron sus publicaciones y la intervención de Murillo.

5. El distanciamiento social es la clave

Aunque desde que se conoció oficialmente el primer caso, las campañas de información y prevención que el gobierno ha lanzado por medio de sus redes sociales evaden recomendar el distanciamiento social o aislamiento, esta madrugada, luego que al parecer a Rosario Murillo se le saliera de control el ocultamiento de casos sospechosos tras la denuncia en vivo de una paciente retenida en el Hospital Alemán Nicaragüense, personal de salud de esa entidad reconocieron que la medida es necesaria.

Dos mujeres con poca indumentaria de protección entregaron a la paciente el alta médica y  le hicieron firmar un acta de abandono donde renuncia a responsabilizar a los médicos de cualquier cosa que pueda pasarle.

Brigadas de salud visitan casa a casa a pobladores a pesar de recomendación mundial de distanciamiento social. Foto: El 19 Digital

«Aquí le hacemos entrega nosotros verdad del epicrisis, van explicadas las medidas que estamos dando ahorita, necesitamos que haya colaboración en las medidas que estamos dando que son medidas de prevención, la higiene en la casa, lo que son las medidas de distanciamiento social, recordar que estamos en medio de una enfermedad que puede ser trasladada a los viejitos, a los niños a las embarazadas, entonces evitar contacto con esas personas que son más susceptibles», dijo la persona que dio el alta médica.

Desde que inició el brote de coronavirus en Centroamérica, Murillo no ha hecho más que promover actividades de concurrencia masiva y ha asegurado que su gobierno lo hace porque actúa con «sabiduría y serenidad», ya que el temor es «la peor pandemia».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.