Funcionaria del Minsa habla sobre caso de cubana contagiada de Covid-19 en Nicaragua

La directora de vigilancia para la salud, Martha Reyes Álvarez, afirmó está mañana durante la revista matutina de Canal 10, que el caso “exportado” de la paciente cubana no es correcto. Según la doctora “los seguimientos que han venido realizando son los correspondientes y responsables”.

La doctora Reyes afirma que el primer caso que se registró en nuestro país fue el 18 de marzo y los cuatro contagios reportados hasta ahora son todos “importados”.

Sin embargo, el Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba reportó el pasado viernes 27 de marzo 39 casos de Coronavirus, entre los contagiados se encontraba una cubana de 54 años, quien llegó a la isla el 16 de marzo desde Nicaragua, según el Minsap la mujer es un caso “importado», desde nuestro país.

«Imagino que ellos están revisando porque en el caso nuestro la información que se tenía es que ella partió el 16 y el primer caso que nosotros tenemos reportado fue el 18, entonces nosotros manejamos (…) que no hemos tenido más de los cuatro casos importados», manifestó Reyes.

La doctora Martha Reyes afirma que por el período de tiempo indicado esta ciudadana cubana “no se pudo contagiar” en Nicaragua y exige a las autoridades de salud de Cuba que valoren bien la situación lo antes posible.

“No te podría decir si se hayan equivocado (las autoridades cubanas), pero en el caso nuestro estamos seguros que la vigilancia encontró y pudo establecer a través de la oportunidad del diagnóstico que tiene nuestro país con personas capacitadas que contamos con México”, aseveró la funcionaria de salud alegando que los equipos que tiene Nicaragua son avanzados y arrojan datos específicos.

«No hay esos márgenes que hay con las pruebas rápidas (… ) de un 20% de falsos negativos», enfatizó.

Aeropuerto Internacional de Managua. Foto: NICARAGUA INVESTIGA. ©

 

Hasta el momento el Ministerio de Salud (MINSA) no establece una cuarentena para las personas que proceden de países donde hay un alto índices del brote, según la directora de vigilancia, “solamente se hace un resguardo domiciliar, que es un resguardo responsable y cuidadoso”.

En cambio, todos los casos que aparentemente son “importados” han entrado por el aeropuerto Augusto C. Sandino, lo cual deja entrever que la vigilancia que asegura tener las autoridades nicaragüenses no ha sido responsable para detectar sintomatologías sospechosas del COVID-19.

Cuba, aliado ideológico del gobierno de Ortega, es además considerado por las autoridades nicaragüenses una «eminencia» en salud, tanto que han sido convocados a venir a nuestro país para «apoyar» en la atención y contención de la pandemia.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.