Medio millón de dólares ingresan al estado de una incautación al narco que no dejó captura

La Policía al servicio de Daniel Ortega ha incautado más de medio millón de dólares en la comunidad el Acetuno, Cárdenas, Departamento de Rivas.

Según la versión oficial, la inmensa suma de dinero estaba «oculta en una camioneta Nissan blanca, sin placas, que fue abandonada por delincuentes luego que se estrellaron contra un árbol mientras eran perseguidos por un patrulla en la comunidad».

El Comisionado Victoriano Ruiz, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, dijo a medios oficialistas que el dinero estaba dividido en 9 paquetes rectangulares dentro de varios compartimentos en la parte interna de la tina de la camioneta y los vinculó al crimen organizado y el narcotráfico.

La falta de detenciones en estos casos, solamente consigue lograr ingresar el dinero a las arcas públicas donde se legaliza bajo la figura de incautación, mientras que no hay ningún delincuente procesado por el delito, asegura  el abogado Yader Morazán que califica como «cuestionables» estos operativos.

En una entrevista anterior sobre esta tendencia de encontrar «dinero abandonado» por parte de las autoridades el jurista dijo que es una forma de legalizar los recursos proveniente del narcotráfico y cuestionó que no hayan informes oficiales y transparentes sobre qué se hace con el dinero y bienes que se incautan.

“Desde el 2013 que se fue la DEA de Nicaragua los niveles de incautación de droga bajaron (…) a partir de las sanciones y bloqueos económicos a muchas instituciones del régimen, vemos que se deja el dinero y no se encuentra a los delincuentes ni la droga”, dijo Morazán, señalando que se trata de un artilugio para ingresar fondos al Estado provenientes de actividades ilícitas.

La experta en temas de seguridad Elvira Cuadra destaca que este tipo de operativos con incautación de grandes sumas de dinero pero sin detenciones «plantean fuertes interrogantes porque dejan en muy mala posición a la policía», principalmente por que evidencian que no hay «un trabajo previo de inteligencia que permita no sólo frustrar la actividad, sino también detener al grupo criminal».

Cuadra también señala que se presta a las especulaciones porque una de las hipótesis que crece en redes sociales es que «ese es un mecanismo corrupto de pago entre grupos criminales y la policía», dice.

Asegura que la «idea que no resulta del todo descabellada considerando que la credibilidad de la institución es prácticamente nula y el enorme costo que representan para el gobierno los despliegues policiales represivos en un contexto de fuerte crisis económica y política».

Para donaciones por Paypal https://bit.ly/2xK3m4F

Foto principal: Referencial El 19 Digital

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.