Según medio de los Ortega, en Nicaragua se impulsa modelo sueco contra el Covid-19

El 19 Digital publicó un artículo de “opinión” atribuido a un periodista desconocido, parte de su aparato mediático.

El artículo trata de defender los informes oficiales sobre contagios de Covid-19 y alega que  “sectores vinculados a la oposición golpista en el país» han impulsado una campaña de desprestigio en contra del gobierno sin pruebas contundentes, ya que según dicen, de ser cierto que hay casos ocultos podría verse a través de los hospitales.

«Claramente, ningún centro de salud en Nicaragua está atestado de gente con síntomas respiratorios», dice el artículo, sin mencionar que desde el año 2007 los medios de comunicación que no pertenecen al conglomerado empresarial de la familia Ortega-Murillo no tienen acceso a ninguna institución o dependencia pública, incluyendo hospitales y centros de salud.

Este argumento también obvia las observaciones de la OMS y la OPS, así como de varios epidemiólogos en el país que advierten que el 80% de los contagiados no mostrará síntomas y que solo el 20% de pacientes requerirá atención médica, justo en el punto más alto de la curva de contagios, situación a la que los especialistas calculan que lleguemos justo después de la Semana Santa.

El especialista en enfermedades infecciosas Leonel Argüello, explicó en una entrevista anterior a este medio de comunicación que el pico de contagios ocurre 20 días después del reporte del primer caso, por lo que en Nicaragua estamos a poco de iniciar esa fase.

«Es ahí donde comienza a subir la curva de los pacientes y es tan acelerada que te revienta la capacidad de los sistemas de salud”, afirma Argüello.

El epidemiólogo e infectólogo, doctor Carlos Quant, aseguró que las pocas medidas que el gobierno ha adoptado para prevenir el virus tendrán un impacto negativo» y según su estimación «podría ser 160 mil pacientes” contagiados.

Por otra parte, un documento del Minsa,  revelado el 13 de marzo por el medio digital Confidencial, calcula que seis meses después que se confirme el primer caso de coronavirus, 32, 500 personas habrán enfermado y de estas 8,125 podrían presentar complicaciones. A la vez, admite que el 80% de esos casos graves serán mortales, traduciéndose en más de 800 decesos. Además, el cálculo del Minsa se basa en una porcentaje de mortalidad del 2.5%, según la tendencia mundial, que este doce de marzo se elevó a un 3.4%.

El modelo «sueco»

El artículo también menciona que el gobierno ha apostado por el modelo «sueco» para atender a esta pandemia y por eso y pensando en la economía del país, han decidido no aplicar cuarentena ni restringir las fronteras.

«Un país como Nicaragua, dependiente del comercio exterior y de los ingresos del trabajo, sin grandes fuentes naturales de renta en la forma de hidrocarburos u otros recursos energéticos, no puede darse el lujo de “cerrar” la economía a la ligera», indica el medio oficialista.

«Con similitudes con la exitosa estrategia sueca para atajar la pandemia, Nicaragua basa la suya en la confianza en la capacidad de la población de tomar medidas preventivas evitando al máximo restringir la actividad económica», dice el artículo.

En Suecia el gobierno ha decidido no impulsar medidas restrictivas, sino que apostar por el sentido común de los ciudadanos, algo que empieza a ser cuestionado ya, porque la curva de contagios empezó a aumentar a ritmo acelerado.

La cadena de izquierda Telesur, a la que el actual gobierno usa como referencia, reporta que este 6 de abril el aumento de muertes de Covid-19 «por falta de medidas» en ese país.

La tasa de mortalidad en Suecia es una de las más altas comparadas con otros países nórdicos. El mapa interactivo de la prestigiosa universidad Jonhs Hopskins indica que en ese país se reportan 7,693 casos positivos y 591 muertes por la pandemia.

Las medidas han sido catalogadas como controversiales, al punto que doctores, académicos y altos representantes de la Fundación Nobel firmaron una petición para dinamizar las acciones del Gobierno sueco, donde escuelas, bares y restaurantes aún continúan abiertos a pesar del elevamiento en la curva de contagios y muertes.

A pesar de las críticas por la falta de medidas, Suecia sí ha prohibido las concentraciones y reuniones de más de 50 personas. Algo que el gobierno nicaragüense no ha hecho, al más bien promover desde el Estado marchas, eventos turísticos y políticos.

Inauguración de parque acuático en Jinotega en medio de crisis por coronavirus. Foto: 19 Digital

Críticas a otros países

El artículo acusa a otros países como Honduras y El Salvador de impulsar «medidas draconianas de reclusión y toque de queda para hacerle frente a la pandemia»  a pesar que el gobierno desde el año 2018 ha sido denunciado ante organismos internacionales y emplazado en espacios como la OEA y la ONU por ejecutar medidas de represión y ejecuciones extrajudiciales contra su ciudadanía.

Acusa a El Salvador de haber prometido un bono de $300 dólares que ocasionó que quiebre de la cuarentena y a Honduras de haber ofrecido alimentos que nunca entregó y obligó a la gente «a salir a pedir a la calle».

“Por otra parte, ¿dónde están las protestas en las calles contra la supuesta falta de acción del Gobierno ante la pandemia? En ningún lado, solamente en el ciberespacio, en las mentes afiebradas de elementos con base en Miami y algunos países de la Unión Europea”, dice al artículo, motivando a aparecer a la ciudadanía mientras Daniel Ortega, presidente del país, lleva hoy 26 días sin aparecer.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.