El testimonio de un taxista contagiado con Covid-19 revela incongruencias del Minsa en Nicaragua

El taxista Raúl Flores, uno de los siete pacientes con COVID19 que se ha recuperado en Nicaragua según las autoridades de salud, hizo público un video en donde ofrece su relato de lo que vivió después de contagiarse con el virus. Los datos brindados por el paciente permiten descubrir varias inconsistencias del Ministerio de Salud.

«Fue un proceso que inició el 29 de marzo. Yo tenía varios síntomas; dolor de cabeza, fiebre, tos, cansancio» menciona Flores,  por lo cual decidió asistir al hospital Vélez Paíz. En el centro médico le realizaron una radiografía para ver sus pulmones, los cuales estaban blancos, una señal de alarma en un paciente con complicaciones respiratorias.

Además le realizaron la prueba del COVID19, el resultado habría sido «indeterminada», sin embargo, debido al daño que había en sus pulmones, fue ingresado y trasladado al hospital Alemán Nicaragüense.

Ahí le debieron intubar porque sus pulmones no podían «respirar por sí mismos», le advirtieron los médicos.

Nicaragua ha reportado 11 casos positivos, 3 fallecidos y 7 recuperados de COVID19 – Foto: Nicaragua Investiga

Según Flores, él estuvo 13 días intubado, los cuales pasó totalmente inconsciente. «Pasé dormido, pasé sedado de tanta medicina que me daban. Me quitaban un suero y me ponían otro suero, me ponían antibióticos, me inyectaban tres veces al día» comenta.

Sin embargo en los reportes oficiales, Flores fue anunciado como positivo hasta el día 5 de abril, seis días después de su ingreso al hospital y el 12 de ese mismo mes fue sacado de las listas oficiales al clasificarse como un caso «recuperado». Lo que indica que el Minsa considera que un paciente está curado cuando no necesita más respiración artificial y no cuando ha salido del hospital y los demás criterios clínicos también muestran avances, como una mejoría en el daño pulmonar que se observa por radiografía o si las nuevas pruebas de Covid-19 dan negativo.

Este es el sobreviviente del Covid-19 y que conducía un taxi. Cortesía

El taxista despertó el lunes 13 de abril cuando ya podía respirar por sí mismo. Según Flores, él habría sido intubado dos veces porque el primer ventilador que le pusieron «había agarrado una bacteria».  Debió pasar una semana más en estado delicado y en tratamiento ya no solo por el Covid-19, sino por la bacteria que adquirió en el primer proceso de intubación.

Según Flores, los médicos le explicaron que hubo un momento en que se complicó y que incluso «hasta había convulsionado de la mezcla de medicamentos y convulsioné intubado», relató. Los médicos le debieron amarrar por el proceso de convulsión.

La Ministra de Salud Martha Reyes llegó a visitar a Flores el domingo 19 de abril y le anunció que le darían el alta médica, es decir una semana después de lo que el Minsa reportó oficialmente.

Flores ahora está en la fase final de su recuperación desde su casa y asegura que los médicos «están impactados» por su recuperación debido a que su condición era bastante grave, pero aseguró que le trataron bien y se esforzaron por atenderlo.

Según una fuente cercana a él que prefiere no ser citada, Flores no tuvo contacto con ningún extranjero y tampoco salió del país a como informaron las autoridades del MINSA. Este podría ser un caso de contagio comunitario porque Flores solamente habría tenido contacto con sus pasajeros por su trabajo como taxista, contrario a lo que indica el MINSA de que en Nicaragua «no tenemos transmisión local comunitaria».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.