Estadounidense señalado de asesinar a dos jóvenes en Granada falsifica epicrisis para recibir casa por cárcel

El estadounidense Larry McCartney, acusado de asesinar a dos jóvenes el pasado 02 de marzo en la comunidad de Posintepe, a cinco kilómetros de la ciudad de Granada, habría falsificado una epicrisis en donde se le diagnostica con cáncer terminal en fase 4 para recibir régimen de convivencia familiar.

Esta epicrisis fue presentada por la defensa del norteamericano en la audiencia inicial, y habría sido firmada por el cirujano Dr. Yader Pérez Granja. Sin embargo, el abogado de la familia de las víctimas, Michael Cordonero, expuso que McCartney no padece de cáncer terminal a como alega y se basa en el dictamen del Instituto de Medicina Legal firmado por la Dra. Candida Chávez Palacios.

El dictamen del IML señala que «el paciente (McCartney) no muestra clínica de cáncer terminal», mientras que el abogado Cordonero destaca que cómo es posible que una persona con cáncer terminal sea capaz de asesinar a dos jóvenes y arrastrarlas al menos 7 meses de distancia para deshacerse del cuerpo.

«Se ha demostrado con pruebas suficientes que este señor no presenta estas patologías», señaló el abogado Cordonero al medio local Granada TV. El juicio oral y público continuará el próximo 12 de mayo.

El aumento de los femicidios se debe al debilitamiento de las leyes en el país han asegurado diversos grupos defensores de los derechos de las mujeres – Foto: Nicaragua Investiga

 

En el momento de la captura, el comisionado mayor de Granada Félix Villareal, dijo que McCartney llegó a un bar junto a las jóvenes de nombre Guadalupe García y María Auxiliadora López Centeno. Después de un tiempo, se retiraron del lugar en un vehículo blanco.

McCartney y García sostenían una relación de acuerdo a la versión oficial y mientras estaban en el vehículo, “discutieron motivados por discordias” y durante la discusión, el estadounidense habría obligado a las jóvenes a que bajaran del vehículo y posteriormente les disparó y se retiró del lugar.

McCartney, originario de Indiana, Estados Unidos, habría sido detenido la noche de ese mismo 02 de marzo en Managua y se le ocupó un revolver, municiones y el vehículo como pruebas del crimen y según Villareal, sería acusado de femicidio y asesinato.

Las autoridades policiales no reconocen ambos asesinatos como femicidio debido a que en Nicaragua esta tipificación solo se cataloga cuando es entre parejas, lo cual ha sido criticado fuertemente por movimientos de defensoras de los derechos de las mujeres.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.