Un muerto y dos contagiados en una misma familia que denuncia tener coronavirus

Reynaldo Lara, de 52 años de edad murió el pasado sábado 9 de mayo tras presentar síntomas respiratorios agudos.

Su hija Xochilt Lara Meza reveló a este medio de comunicación que su papá llegó de urgencias al Hospital Manolo Morales, pero no fue internado porque según le dijeron los médicos su estado era estable.

“Lo mandaron a la casa porque no estaba nada grave y no requería de ventilación. Además no podían internarlo o hacerle alguna prueba porque supuestamente mi papá estaba bien”, explica su hija.

Sin embargo a Reynaldo Lara le realizan placas y exámenes de sangre para determinar lo que tenía, pero no le dan un diagnóstico por Covid19.

Xochilt Lara asegura que entonces su papá se fue a un hospital privado de Managua donde el médico le determina que se trata coronavirus.

Lara iba con frecuencia al supermercado porque le encantaba cocinar para su familia y su hija cree que es el único lugar al que salía y donde pudo haber contraído el virus.

Pedido de ayuda a línea del Minsa

El señor primeramente presentó fiebre el viernes primero de mayo, el miércoles 6 de mayo comienza a mostrar cansancio y tos seca.

“Cuando mi papá regresó del Hospital  él reporta su caso a la línea del Minsa (Ministerio de Salud), pero le dicen que no le pueden hacer la prueba ni llegar porque no estaba grave”, señala Xochilt.

El profesor Reynaldo Lara asistió por cuenta propia al Hospital Manolo Morales y le realizan placas y exámenes de sangre para determinar lo que tenía, sin embargo, este centro hospitalario no le determinó si era positivo al COVID19. Foto: NICARAGUA INVESTIGA

 

 

 

El viernes 8 de mayo  Reynaldo se complica presentando un cuadro respiratorio agudo y es cuando su hija decide llevarlo al Hospital Vivian Pellas y le notifican que su papá “tiene que ser intubado e ingresarlo a UCI (Unidad de Cuidados Intensivos)”.

“Lo tuve que trasladar por cuestiones económicas al Hospital Salud Integral, luego de una horas a mi papá lo intubaron, no aguantó la intubación y murió de un paro”, relata su hija.

Mi bello padre murió hoy por complicaciones de Covid-19, aunque el gobierno lo vaya a negar mil veces. Lo llevamos a hospitales públicos y no le hicieron nunca la prueba, aunque si placa de tórax y exámenes de sangre y no lo ingresaron porque no estaba grave. 36 horas después murió”, denunció Xochilt Lara en las redes sociales.

Familiares temen estar contagiados

La esposa de Reynaldo Lara ahora se encuentra aislada junto a su yerno en un cuarto de su casa tras presentar síntomas del virus. Sin embargo, el Minsa no ha llegado al lugar para verificar sí se trata de COVID19.

Lara teme por la vida de su mamá por lo que es diabética, pero confía en su pronta recuperación.

“Mi mamá está ya enferma y esperando en Dios que se mejore, mi mamá está viviendo su duelo aislada, viviendo su duelo sola”, revela su hija y sostiene tener fe que su madre se va a reconfortar y le podrán ayudar a superar la partida con la persona que compartió más de 30 años de matrimonio.

“Nosotros no hemos podido disfrutar la tumba de mi papá desde que lo enterraron, no pudimos estar en su entierro porque es parte del protocolo del hospital; pasó directamente al cementerio y lo enterraron los de la funeraria sin poder estar con él”, lamentó Xochilt.

Xochilt tiene una bebé de tan solo cinco meses y espera pronto salir de este momento que calificó como el más difícil y angustiante de su vida.

Foto principal: Cortesía para Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.