Corresponsal de Canal 10 teme por su vida ante señalamientos del Ejército de Nicaragua  

La periodista Georgina Vargas, originaria de la Costa Caribe de Nicaragua y corresponsal de Canal 10 en esa zona, denuncia ser víctima de agresiones y amenazas por parte de simpatizantes sandinistas, y ahora asegura que también recibe señalamientos y amenazas directas del Ejército de Nicaragua que la acusa de “manipular los hechos” y le advierte que “tiene que tomar sus medidas”.

La periodista realizó una cobertura el pasado 12 de abril en Cabo Gracias a Dios, sobre un enfrentamiento que hubo entre los comunitarios de esa localidad y efectivos militares. Vargas recogió testimonios que refieren que la institución castrense disparó contra los civiles.

A raíz del hecho los pobladores locales realizaron una asamblea para pedir a las autoridades que retiren a las fuerzas militares que se encuentra en esa zona.

“El pueblo no quiere militar aquí, porque el militar tiene derecho a tener sus bases aparte no es con pueblo”, fue la declaración de uno de los habitantes consultados por Vargas.

Gerongina Vargas, periodista de Canal 10 en la Costa Caribe. Foto: Cortesía

Según los testigos consultados por la reportera en su nota audiovisual, desde que se instaló el ejército en una casa, supuestamente tomada a un poblador local, los soldados han protagonizado varios altercados con jóvenes comunitarios e incluso, se indica que un militar mató a una muchacha de 17 años, provocando temor e indignación en los pobladores del lugar que rechazan la presencia castrense.

Agresiones físicas en cobertura

Vargas dijo a Nicaragua Investiga que desde hace cinco años recibe amenazas y persecución, pero considera que ahora la situación se ha intensificado al punto de ser agredida físicamente por turbas sandinistas.

El pasado 28 de marzo Vargas dice que fue golpeada mientras realizaba una cobertura. “Me encontraba haciendo mi labor cuando ellos llegaron, me atacaron, me quitaron el teléfono. Después yo recuperé mi teléfono en un forcejeo, los muchachos que estaban ahí al lado me defendieron”, relata la periodista.

Vargas indica que no había denunciado estas agresiones, pero “ya que me amenace el ejército hay riesgo”, y manifiesta que ante esta situación “ya no puedo callarme ante tantas cosas que me han pasado”.

Ella se refiere a las declaraciones del Coronel Álvaro Francisco Rivas Castillo, Jefe de Relaciones Públicas y Exteriores del Ejército de Nicaragua.

El Coronel Rivas mencionó en una conferencia de prensa el nombre de la periodista alegando que manipulaba la información en sus reportes periodísticos, lo que Vargas valora como amenazas directas hacia ella.

Coronel Álvaro Francisco Rivas Castillo, Jefe de Relaciones Públicas y Exteriores del Ejército de Nicaragua. Foto: La Primerísima

“Hay una periodista que está ahí en esa zona, que se llama Georgina Vargas, que cubre esos eventos donde es una total manipulación de los hechos y tiene que tomar sus medidas, porque eso afecta la integridad de las personas, hay que ser claro en eso”, expresó el Coronel Rivas.

“A estas alturas que el Ejército me señale y que me diga con nombre y apellido, sería lo último para mí. Temo por mí, temo por mi familia”, dijo la corresponsal de Canal 10.

Nicaragua Investiga llamó en reiteradas ocasiones, sin éxito alguno, al Coronel Álvaro Francisco Rivas Castillo y al Capitán Arancibia, ambos de Relaciones Públicas del Ejército, pero hasta la entrega de este artículo no recibimos su versión.

Foto principal: Cortesía para Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.