Ortega orienta no otorgar subsidios por enfermedades respiratorias a empleados públicos

De acuerdo a fuentes hospitalarias, el gobierno de Daniel Ortega no estaría otorgando subsidios a sus trabajadores del Ministerio de Salud y demás dependencias del Estado que presenten enfermedades respiratorias, aún si estas están relacionadas con el virus del COVID19

Al menos dos fuentes hospitalarias indican que cuando un trabajador presenta fiebre, tos u otro tipo de enfermedad respiratoria característica del COVID19, “la orden es mandarlos bajo la figura de reposo domiciliar» y también tienen “prohibido” detallar en los documentos oficiales que estos casos son enviados a resguardo domiciliar por ser sospechosos del nuevo coronavirus.

Una de las fuentes explica que el procedimiento es que si un trabajador presenta síntomas leves, se  le cataloga como “altamente sospechoso” de COVID19, pero no en todos los casos se les hace la prueba.

Si el trabajador se encuentra estable y con síntomas leves, es enviado a su casa con tratamiento por 7, 14 o 21 días, dependiendo del nivel de exposición, a excepción de los trabajadores que presenten síntomas graves y ameriten hospitalización.

Sin embargo, estos trabajadores no son tratados bajo el régimen de subsidio a como establece la ley, sino que se les entrega una boleta en la cual anotan sus datos y síntomas. La función de esta boleta sería notificar al superior que el trabajador no se presentará en los próximos días por enfermedad, pero no es un aval de subsidio.

Una de las fuentes también detalla que la indicación de las autoridades sanitarias es catalogar como neumonía atípica o neumonía por contagio en la comunidad este tipo de casos, además de resaltar las enfermedades crónicas que padezcan los trabajadores como hipertensión, enfermedades coronarias, asma u otras.

Este documento “es de uso interno. Todos saben que es COVID19, se maneja como COVID19, pero no se reporta como COVID19”.

El Ministerio de Salud de Nicaragua hasta la segunda semana de mayo reportó apenas 25 casos de personas contagiadas con el virus, la segunda cifra más baja de toda Centroamérica, pero poco creíble.

Una de las cosas que no tienen claras los trabajadores de la salud es que si estos días se los van a restar de sus vacaciones o de sus salarios, según lo expresado por las fuentes.

En el caso de los trabajadores de la salud, de esta manera se evitaría reportarlo al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social como un riesgo laboral por lo cual no se rían remunerados en caso  de ser contagiados con el virus.

Por otro lado, una de las fuentes refiere que esta práctica también sería replicada en otras dependencias del Estado, por lo cual Nicaragua Investiga consultó con una fuente de otro ministerio y aseguró que “es cierto, los desgraciados eso están haciendo”, y detalla que los estarían enviando a casa también a cuenta de vacaciones.

Esta misma fuente se muestra preocupada, pues menciona que un trabajador de su área con síntomas de COVID19  y que fue enviado a su casa recientemente , se reintegrará el próximo lunes y supuestamente no habría cumplido ni con 14 días de “resguardo domiciliar”.

Autoridades actúan en contra de la ley

Según el procurador laboral José Antonio López, si las autoridades están enviando a cuenta de vacaciones a sus trabajadores, el Ministerio del Trabajo establece que debe haber un documento que evidencie esta acción.

De igual manera, López explica que la Ley indica que cuando un trabajador se ausenta por razones médicas, del primer al tercer día se le reconoce como días de carencia, pero a partir del cuarto día se debe reconocer como subsidio. Los trabajadores estatales estarían siendo enviados a sus casa de 7 a 21 días.

López también señala que en el caso de los trabajadores de la salud, esto debería ser reconocido como un riesgo laboral debido a que están expuestos al virus mientras ejercen su trabajo y por ello deberían recibir una remuneración económica, pero al no ser reportados como subsidios, no podrían acceder a esta compensación.

El procurador laboral José Antonio López considera ilegal la medida impuesta por el gobierno de Ortega.

Sin embargo, el procurador López explica un detalle importante y es que para estos casos, el MINSA únicamente reconocería como riesgo laboral si el trabajador es del área de epidemiología o está en contacto con pacientes contagiados por COVID19. Ante esto, López sugiere que considerando que el país se encuentra bajo efectos de una pandemia, el criterio del riesgo laboral debería aplicarse a todo el personal médico, incluyendo área administrativa y limpieza.

En otras dependencias del Estado como el Poder Judicial o los ministerios, López considera que hay trabajadores que pueden estar expuestos al virus mientras realizan su trabajo, como las afanadoras o el personal de limpieza y por ello recomienda que los Convenios Colectivos de las instituciones sean revisados

Por otro lado, el procurador laboral critica a los sindicatos de las instituciones debido a que no estarían velando por los derechos de los trabajadores en este  tipo de casos y que solamente les interesa “el 1% de la cuota sindical del trabajador, pero voltean a ver a otro lado” cuando se presentan estas situaciones.

Este documento del MINSA está siendo entregado a trabajadores públicos que son enviados a casa por problemas respiratorios.

 

 

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.