Diputados de Nicaragua emiten ola de insultos contra Costa Rica por denuncia en OPS

La Asamblea Nacional de Nicaragua controlada por el FSLN emitió una declaración de protesta en respuesta a la queja que ayer presentaron 52 parlamentarios costarricenses ante la Organización Panamericana de la Salud denunciando como «temerario» el manejo del Covid19 por parte del gobierno de Daniel Ortega y advirtiendo que esto pone en riesgo a todos los países de Centromérica.

El documento fue leído esta mañana por el Presidente de la Asamblea Nacional Gustavo Porras y tiene un tono agresivo y poco diplomático, característico de los escritos de la vocera gubernamental Rosario Murillo.

«Evidentemente reflejan posiciones xenófobas y racistas que no es la primera vez que se manifiestan contra Nicaragua», dice la carta de  los parlamentarios sandinistas, que agregan que la queja costarricense contiene «inaceptables calificativos sobre nuestras instituciones, nuestro país y nuestro pueblo en general».

La carta de respuesta del parlamento nicaragüense eleva el tono contra Costa Rica al asegurar que los criterios expresados en la protesta de la Asamblea Legislativa de ese país son «chauvinistas, nada fraternales y sobre todo de arrogancia y superioridad».

Los parlamentarios nicaragüenses cuestionan el manejo de diversas crisis en Costa Rica y aseguran que «nunca nos involucramos por respeto».

«Denunciamos y rechazamos esas reiteradas y ofensivas actitudes y declaraciones, arrogantes, injerencistas y descaradas de diputados costarricenses de la más atrasada y rancia derecha soberbia y presuntuosa que en todos los tiempos y visiones y prácticas fascistas coinciden en subordinarse a los imperios», dice la confrontativa misiva.

La carta acusa a Costa Rica de haber pretendido tomarse buena parte del territorio nicaragüense, incluido el Río San Juan, reavivando un conflicto superado hace algunos años tras varias resoluciones emitidas por la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

Porras leyó en la carta que sabrán enfrentar «con educación» cada ataque porque «no somos colonias, ni súbditos de nadie» y acusa a Costa Rica de tener una «mentalidad voraz, devoradora, expropiadora y filibustera», que según dice «sigue agitando y exitando a esas derechas costarricenses, con ínfulas de grandeza».

«No aceptamos su intromisión en nuestros asuntos internos», dice la carta «nos pronunciamos por lo tanto, desde nuestra dignidad soberana rechazando y condenando enfáticamente el atrevimiento y la miseria humana de estos vasallos imperiales», menciona la carta.

Daniel Ortega y Rosario Murillo vivieron y estuvieron refugiados en Costa Rica durante varios años de exilio en Costa Rica en los años 70.

El comunicado dice que existe de parte de los diputados costarricenses una «demencia anexionista»,  y los acusa de ser «serviles lacayos de las políticas imperiales» y les recomienda «tomar en consideración sus propias miserias nacionales, reflejadas cotidianamente en sus propios medios de comunicación».

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.