Ortega refuerza su protección personal en El Carmen mientras su militancia muere por Covid-19

  • Ortega desprecia sus bases y los manda a morir, dicen expertos

Altos funcionarios fieles al partido sandinista se han enfermado gravemente e incluso algunos hasta han muerto mientras el presidente Daniel Ortega se atrinchera cada día más en su residencia en El Carmen, Managua, desde donde no sale ni comparece públicamente, más ahora que la curva de contagio aumenta de manera exponencial.

En su último discurso presidencial, Ortega solamente fue acompañado a varios metros de distancia del presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras y la Ministra de Salud Martha Reyes, desde entonces no ha vuelto a aparecer públicamente ni ha participado de eventos públicos y partidarios a como solía hacerlo esporádicamente.

Daniel Ortega lleva al menos 20 días sin pronunciarse sobre la muerte de su militancia sandinista ni mucho menos de los funcionarios de alto rango como Orlando Castillo, presidente de Telcor; Orlando Noguera, alcalde de Masaya; Dionisio Marenco, ex alcalde de Managua y Rita Fletes, diputada leal al mandatario; todos ellos férreos defensores del partido rojinegro.

Recientemente se conoció la muerte del director del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) Orlando Castillo, sin embargo Daniel Ortega no dijo ni una sola palabra al respecto. FOTO: Nicaragua Investiga.

Desprecio a sus bases sandinistas

El opositor Eliseo Núñez considera el silencio de Daniel Ortega como un desprecio hacia sus bases, pese que hay lamentos de los mismos sandinistas que son “enormes” por la crisis sanitaria del COVID19.

“Ortega y Murillo desprecian a su base”, dice Núñez, lo cual considera lamentable porque “ningún nicaragüense debería de morir si se puede evitar la muerte sea sandinista, sea liberal, sea conservador o sea sin partido político”, agregó el analista político.

Eliseo Núñez asegura que el gobierno sandinista “mandó a morir a su propia gente y ahora no sabe cómo darle explicaciones” ya que gran parte se encuentra sufrido por la pérdida de un ser querido, combatiendo con el virus o en un estado crítico de salud.

El general en retiro, Hugo Torres considera que Ortega no tiene empatía ni sensibilidad con la población “ni siquiera con su propia militancia”. Además expresa que los fanáticos sandinistas son utilizados con fines estratégicos para aparentar “normalidad”.

“La militancia que todavía le queda a ese grupo en el poder es utilizada por Daniel Ortega en función de sus intereses estratégicos de mantenerse en el poder”, dice Torres.

Hugo Torres sostiene que el presidente Ortega “evidencia una falta de sensibilidad escandalosa, una falta de empatía y evidencia que no tiene ningún tipo de escrúpulos para exponer a la población ante la pandemia”.

Ortega se preparó antes del primer caso de COVID19

Una investigación periodística hecha por Despacho 505 reveló  una “compra urgente” de 5,000 unidades de guantes y 110 galones de alcohol en gel para su familia y personal de servicio. La compra fue realizada el 15 de marzo, días antes que se reportara el primer caso de COVID19 en el país.

Torres se refiere a este tema alegando que la familia presidencial está muy bien protegida para la pandemia del COVID19 en su casa mientras que militancia sigue participando en eventos masivos.

Según el general en retiro la familia presidencial cuenta “con servicio médico particular, con tanques de oxígenos, respiradores, con especialistas y medicamentos. Creyendo que no le va a llegar el coronavirus no lo va a terminar afectando a él y a su familia”, sustenta Torres.

A su vez en el perímetro presidencial se han extremado medidas de seguridad sobre los agentes policiales que resguardan a la familia del presidente en El Carmen. Ahora portan mascarillas, algo que era visto como una burla para los inicios de esta pandemia.

Criticas de la pandemia desde su silla presidencial

Daniel Ortega en sus comparecencias –han sido pocas en cuatro meses de crisis sanitaria– ha criticado a los médicos independientes que y a la sociedad civil que han exigido una cuarentena nacional.

El mandatario aseguró  que “la pandemia le cae bien a muchos capitalistas”. – “Quédate en casa, ese es un discurso de los mimos que hicieron hundir al país en 2018”, dijo Ortega hace un mes cuando se celebraba el día de los trabajadores.

Para Hugo Torres la pareja presidencia sigue viviendo en una realidad fuera a la pandemia del COVID19, y dice según él, que la única voz que se debe escuchar a nivel nacional e internacional son los informes del Ministerio de Salud.

“Ortega y Murillo siguen plantado en su realidad que la vida es distinta, de que los efectos de la pandemia no son tales y creyendo que las cifras que manipula a través de sus voceros en el Ministerio de Salud es su verdad, y esa verdad se va a imponer por encima de cualquier otro informe de organizaciones independiente nacionales o internacionales”, finalizó Hugo Torres.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.