Muere Edén Pastora, el controversial exguerrillero que fue amigo y enemigo de Ortega

El  exguerrillero Edén Pastora, quien dirigió el asalto al Palacio Nacional en un operativo conocido como «Operación Chanchera», en 1978 murió la madrugada de este martes 16 de junio a sus 84 años de edad debido a un infarto.

La muerte del polémico «Comandante Cero» fue confirmada la mañana de este martes en medios oficialistas, por Moisés Absalón Pastora a través de su programa televisivo «Detalles al momento», quién también publicó una nota de duelo en sus redes sociales.

«Hoy 16 de junio de 2020 su infartado corazón se detuvo para dejarnos a aquellos que supimos combatir a su lado» destaca en redes sociales, Moisés Absalón Pastora.

Karla Pastora, hija del exguerrillero, quién hasta ayer aseguraba en sus redes sociales que su padre se encontraba «luchándola», confirmó esta mañana el deceso de éste con una imagen de luto.

Desde hace varios días se conocía del delicado estado de salud de Edén Pastora, quien se encontraba intubado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Militar.

Álvaro Pastora, hijo del excombatiente, había informado ayer que su padre se encontraba estable, «mejor, ya va saliendo, todavía está grave, pero todo le está trabajando perfectamente».

Nicaragua Investiga, último medio al que Edén Pastora brindó entrevista

Pastora había dicho en una llamada a NICARAGUA INVESTIGA que se encontraba batallando contra una bronconeumonía que «casi me mata», sin embargo, había presentado ciertas mejorías y estaba siendo tratado de forma ambulatoria en casa.

El guerrillero relató que permaneció cuatro días internado por la supuesta bronconeumonía que según él también padeció hace diez años.

“Una bronconeumonía es lo que tuve, una bronconeumonía que la había tenido hace diez años y me escapó de matar hace diez años y ahora me escapó de matar, pero ya se superó todo”, dijo Pastora en su última entrevista a este medio digital.

¿Cómo Edén Pastora, caído en desgracia volvió a convertirse en protegido de Ortega y Murillo?

Pastora fue uno de los cuadros más controversiales dentro del Frente Sandinista. Con el seudónimo de Comandante Cero, Pastora lideró la toma al Palacio Nacional durante la dictadura somocista que permitió la liberación de un buen grupo de presos políticos.

Este hecho es uno de las más recordados por el FSLN y es considerado como uno de los más grandes golpes militares y políticos que recibió el somocismo. El Comandante Cero pasó a ser una figura reconocida y muy querida dentro del FSLN hasta que se separó y combatió contra el sandinismo durante la década de los 80s.

En un momento se distanció de Daniel Ortega y del partido gobierno e incluso fue perseguido político por el mismo Ortega, por lo que estuvo exiliado en Costa Rica por al menos 10 años.

 

En 2001, Pastora anunció que estaba en bancarrota y publicó en la sección de clasificados de El Nuevo Diario que tenía en venta «un lote de joyas históricas, así mismo vendo una copiadora Risso, un león africano de siete meses de nacido. Si es cierto que el diablo existe, díganle que también vendo el alma».

Tras el retorno al poder de Ortega, tan solo unos años después de que Edén Pastora anunciara su ruina económica, los dos antiguos enemigos se reconciliaron. La reunificación trajo ventajas al que una vez fue acusado de conspirar contra el gobierno sandinista para el «imperio norteamericano».

Pastora fue nombrado como Delegado Presidencial para el Desarrollo del Río San Juan y estuvo a cargo del dragado de este río. Pastora terminó causando un daño ambiental que le costó a Nicaragua 379 mil dólares.

En 2018 Pastora reconoció haber ejecutado por órdenes de Ortega la llamada «Operación Limpieza», en varios departamentos del país, que desencadenó el asesinato de más de 328 personas.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.