Preso encadenado al cuello como animal salvaje en «La Modelo»

Es un profesor, pero en la cárcel lo tratan como un peligroso delincuente

Juan Bautista Guevara, es un profesor de Ticuantepe que desde hace mucho tiempo atrás expresó su descontento con el adoctrinamiento político- partidario impulsado por el gobierno en el campo educativo, eso le costó su despido. Tras iniciar las protestas antigubernamentales en abril, se sumó a las manifestaciones hasta que fue apresado el pasado 4 de septiembre bajo los delitos de tenencia ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos.

Su esposa Norma Chávez denunció los atropellos que han cometido las autoridades en contra no solo del acusado, sino de toda su familia, ya que violentando los derechos de la niñez y adolescencia y el principio de interés superior del niño, capturaron a su esposo en una calle de Ticuantepe en presencia de sus tres hijos menores, dejándolos abandonados en ese lugar a su suerte y conmocionados por el hecho.

«A él lo capturan en el km 16 Carretera a Ticuantepe, él iba acompañado de mis tres hijos  y como muchos saben a los tres me los dejaron abandonados en la calle porque hasta la moto se llevaron, (…) el mayor tiene 13,   11 y 4 años, y ellos vieron cómo agarraron a su papá y lo encapucharon», dijo Chávez.

Encadenado por todos lados

En la Cárcel Modelo, Bautista se encuentra recluido en una celda de máxima seguridad, donde según el preso político comentó a su esposa no recibe luz solar y es tratado de manera inhumana «Me comentó que le pusieron cadenas en el cuello y unas cosas en los pies, tipo Chapo Guzmán», aseguró la denunciante, quien agregó que el profesor se mostró muy consternado y preocupado «dice que lo están maltratando y que él necesita salir de ahí ya», expresó.

Los abusos son confirmados por  la Comisión Permanente de Derechos Humanos, cuyos abogados llevan  la defensa de varios de los presos políticos. Durante una visita que tuvo la asesora legal Verónica Nieto con su defendido, éste le comentó acerca de múltiples torturas.

«Estamos hablando que lo extraían de la celda de El Chipote hasta 8 veces al día y durante su interrogatorio era golpeado en las costillas por su interrogador, o dis que investigador pues, el objetivo de esa tortura era para que dijeran quién los financiaba, quiénes eran los líderes de las protestas, para que inculpara a personas (…) para que hiciera un vídeo donde señalara a líderes de la supuesta protesta», informó Pablo Cuevas, abogado de CPDH.

«También había tortura psicológica, dado que amenazaban con hacerle daño a su esposa, con hacerle daño a sus hijas menores», relató Cuevas.

Ya en La Modelo, el profesor fue asignado a una celda de máxima seguridad, conocida como la 300 donde los reos se encuentran completamente aislados. «Es evidente que le están violando derechos constitucionales y humanos, y es así porque a un ser humano no se puede encadenar, ni de su cuello, ni de sus pies ni de sus muñecas y así lo andan, cada vez que necesitan movilizarlo, lo encadenan (…) en nuestro país eso está proscrito por mandato constitucional», denunció el defensor de Derechos Humanos.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.