Víctimas de la represión preocupadas por falta de justicia en la agenda de la Coalición Nacional

Las víctimas de la represión estatal iniciada en abril del 2018 se muestran inconformes con el rumbo que toma la oposición. Consideran que la búsqueda de justicia no es prioridad para la dirigencia de la Coalición Nacional.

Una de las inconformes es la excarcelada política Nelly Roque, miembro de la Unión de Presos y Presas Políticas de Nicaragua.

“El tema de justicia, como organización de víctimas, sentimos que no está en la agenda” , asegura.

De igual manera opina Karen Lacayo, hermana del reo político Edward Lacayo. “Nosotros como familiares nos están haciendo a un lado”, reprocha.

Agrega que hasta el momento no ha habido un acercamiento para hablar sobre estos temas.

Tanto Roque como Lacayo coinciden en que es necesario que se ponga en agenda y como prioridad la liberación de los presos políticos, antes de un eventual proceso electoral.

La justicia en los estatutos de la Coalición 

La firmante por la Unidad Nacional Azul y Blanco, Alexa Zamora, dijo el día de la firma de los estatutos que la meta de la Coalición Nacional no son las elecciones.

“Nuestro primer compromiso es con Nicaragua, es con las madres de los caídos, con lo presos políticos, con los exiliados”, aseguró.

Los estatutos firmados plantean la conformación de siete comisiones de trabajo y ninguna de estas está enfocada en el tema de la justicia, pero sí en asuntos electorales, económicos y de organización.

Según el documento, tanto la Comisión Política como la de Asuntos Electorales, estarían enfocadas en la organización de estructuras territoriales para participar en eventuales comicios, además de construir una red de fiscales a nivel nacional.

Mientras que la Comisión de Formación y Capacitación tendría como parte de sus tareas “el desarrollo de capacidades para la promoción y defensa del voto dentro de un proceso electoral”.

El Comité Nacional, que sería la instancia de control y toma de decisiones tendrá la potestad para definir mecanismos y designar a posibles candidatos a cargos de elección popular “por parte de la Alianza Electoral que representará a la Coalición Nacional en futuras elecciones”, así como aprobar la posible casilla.

De igual manera, entre las facultades del Comité Nacional se plantea el “impulsar acciones dirigidas para el establecimiento de la justicia, verdad, reparación y no repetición para las personas asesinadas, así como para todas las víctimas directas e indirectas ya sea por acción o por omisión”, pero no se detalla en ninguna parte del documento el cómo se trabajará para este aspecto.

Justicia será con un nuevo gobierno

Ante las críticas, Luis Fley, miembro del Comité Nacional de la Coalición Nacional señala que “la justicia solo podrá realizarse cuando haya un verdadero cambio en Nicaragua” con institucionalidad y un nuevo gobierno.

Fley explica que no se le puede demandar justicia al mismo Daniel Ortega, acusado de crímenes de lesa humanidad por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes

“En una nueva Nicaragua deberá haber una comisión de la verdad que profundice en todas la violaciones a los derechos humanos desde 1979 hasta la fecha (…) ¿Cómo le vas a pedir justicia al mismo asesino que te ha matado a tu familia? Eso no se va dar con este gobierno” dice Fley, dirigente de la Fuerza Democrática Nicaragüense.

Mientras tanto este 8 de julio, la Coalición Nacional emitió un comunicado en el que aseguran que han definido como «una de sus más importantes misiones asegurar el tránsito de la dictadura a la democracia».

Afirman que eso solo se podrá lograr por medio de las reformas electorales porque son «la antesala» para lograr la liberación inmediata de los presos políticos, el cese de la represión y el retorno seguro de los exiliados».

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.