Embajadora nicaragüense niega ayuda a nicas varados en Guatemala

Un grupo de 44 nicaragüenses que buscan retornar al país, permanecen varados en la frontera de Honduras con Guatemala y sin respuesta de las autoridades del gobierno de Daniel Ortega para poder ingresar a territorio nacional

Sayra Laguna, una de las nicaragüenses varadas en Guatemala comenta que de ese país pueden salir sin problemas pero con Honduras aún no se ha resuelto la posibilidad de su tránsito para llegar hasta Nicaragua.

La joven comenta que le solicitaron un viaje humanitario a la embajadora de Nicaragua en Guatemala, Liliam Méndez pero no han obtenido respuesta positiva, por el contrario, la embajadora respondió «de manera grosera» que buscaran ellos la forma de llegar al país.

«Yo hablé con la embajadora y ella no nos dio respuesta positiva. Dijo que no iba a sacar ningún viaje humanitario, que el único viaje que había hecho ya lo realizó pero no hubo ninguna convocatoria» oficial por parte de la embajada nicaragüense en ese país, asegura Laguna.

«De una manera bastante grosera y vulgar me dijo de que no había nada. Que buscara la manera de que me fuera por mi lado, me dio a entender que por punto ciego, pero yo no iba a hacer eso» agrega la joven.

La nicaragüense comenta que según se dieron cuenta por otra vía, ese único viaje que mencionó la embajadora Méndez, fue para el cuerpo diplomático «y sus allegados».

Otro grupo de aproximadamente 80 personas se quedó en la Ciudad de Guatemala y en otras ciudades esperando a que las autoridades hondureñas autoricen el tránsito hacia Nicaragua.

Embajadora niega Carta de Respaldo a los nicas

Las autoridades hondureñas han solicitado a los nicaragüenses una Carta de Respaldo por parte de la embajada nicaragüense y el listado de las personas que viajan hacia Nicaragua para dejarlos pasar.

Laguna asegura que el listado ya lo tienen pero la carta de la embajada aún no ha sido extendida porque la embajadora Méndez les expresó que primero se tienen que hacer la prueba del COVID19 para poder extenderla.

Embajadora Liliam Méndez entregando sus cartas credenciales al expresidente de Guatemala Jimmy Morales – Foto: Tomada de El 19 Digital

Los nicas están dispuestos a  hacerse la prueba, pero no tienen cómo pagarla. Según Laguna, en las clínicas privadas de Guatemala cuesta hasta 250 dólares realizarse la prueba, monto con el que los 44 nicaragüenses no cuentan.

«Si ella la paga, con todo el gusto. Nosotros no estamos rehusándonos (a hacerse la prueba), pero esa cantidad de dinero no la podemos pagar» asegura la joven.

Hasta el momento un sacerdote jesuita de nombre Juan Carlos González los ha apoyado con la alimentación. También la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados y la Cruz Roja los ha apoyado con asistencia humanitaria y sanitaria, pero las autoridades nicas siguen sin dar respuesta.

En el grupo viaja una mujer embarazada y una niña de 3 años de edad. Muchos de ellos deciden retornar al país después de perder sus empleos producto de la pandemia del COVID19 y este 09 de julio están cumpliendo su segundo día de permanecer varados en la frontera de Guatemala con Honduras.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.