Campana de Rosario Murillo se construye en tiempo récord para el 19 de julio

«La campana de la paz» que Rosario Murillo mandó construir en el antiguo centro de la capital se ejecuta en tiempo récord.

La obra que cuesta más de 25 millones de córdobas tiene un 78% de avance.

Los medios oficialistas anuncian que será inaugurada el 19 de julio y los obreros trabajan a prisa.

Porque esta inauguración al parecer pretende ser uno de los eventos que sustituya la masiva concentración en honor al 41 aniversario de la Revolución.

Murillo anunció días atrás que este evento sería virtual ante la pandemia del Covid-19.

Fidel Moreno supervisa obra encargada por Murillo con nuestros impuestos para festejar 19 de julio. Foto: Prensa oficialista

Fidel Monreno, Secretario Municipal supervisó el miércoles las labores de construcción y dijo que se trata de un proyecto que «complementa todo el esfuerzo de remozamiento, reconstrucción y relanzamiento del casco histórico de Managua».

Campana no es el único decorativo de Murillo

Además de la campana que repicará cada media hora, se ha instalado una enorme piedra tallada con la imagen de varios personajes históricos como el Cacique Diriangén y Benjamín Zeledón, así como otros representativos del sandinismo como Augusto C. SAndino y Carlos Fonseca Amador.

El monumento millonario fue una prioridad para el gobierno en medio de enormes necesidades de salud por la pandemia de Covid-19, así como de apoyo económico para familias que han perdido su empleo.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, ya había destacado que no se estarían efectuando cambios en el presupuesto nacional, pues considera que el elaborado en 2019 ya era «consistente», aún frente a la pandemia.

Sin embargo, el economista Leonardo Labarca considera que la contracción del 4.5% que ya estableció el Banco Central de Nicaragua va a repercutir sobre las proyecciones del presupuesto 2020.

Aunque Labarca destaca que la caída de los ingresos pueden no estarse percibiendo por el gobierno central debido a los ingresos que está teniendo por medio de los impuestos a los materiales de salud importados o los incrementos a la tarifa de la energía eléctrica.

La necesidad de recaudación tributaria ya había sido denunciada por el sector empresarial, que sostiene que a costa de «la salud y el trabajo no es la forma adecuada de hacerlo».

El economista señala que las estadísticas son muy inciertas pero considera que sí podría haber una reforma a la baja en el presupuesto entre los meses de agosto y octubre, pues «la actividad económica no está siendo la misma».

Pero aún queda abierta la posibilidad de que se recupere la actividad económica debido al movimiento que se ha presenciado en las últimas semanas, y así «no sea necesaria una reducción en el presupuesto nacional», destaca Labarca.

Foto principal: Nicaragua Investiga

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.