Medios estatales funcionan con fondos públicos pero no rinden cuentas

Canal 6 y Radio Nicaragua son medios de comunicación propiedad del Estado de Nicaragua, y funcionan con fondos asignados del Presupuesto General de la República

Radio Nicaragua está regida por la Secretaría de Comunicación y Ciudadanía, cuyo titular es Rosario Murillo. Desde ese cargo, Murillo ha asumido el rol de vocera del gobierno de Daniel Ortega.

Ambos medios de comunicación forman parte del aparato mediático al servicio de Daniel Ortega y su partido FSLN, pero la característica de estos dos es que son medios estatales cuya función no puede ser partidaria.

El especialista en medios de comunicación de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Guillermo Medrano explica que la función de un medio estatal es educar, transmitir información y generar opinión entre los ciudadanos.

«Un medio estatal es la voz del Estado, no la del partido que está en el gobierno» comenta Medrano y agrega que entre sus deberes está el promover la cultura e  informar sobre avances en la ejecución de políticas públicas así como presentar resultados sobre las mismas.

Alfonso Malespín, experto en temas de comunicación, señala que la Constitución Política del país establece que los medios de comunicación deben laborar de manera profesional en función del desarrollo de la nación, y explica que todo medio que recibe fondos del Estado debe estar abierto al escrutinio público y debe rendir cuentas como cualquier otra entidad.

Presupuesto para cada medio estatal

Según el Presupuesto General de la República, (PGR), Radio Nicaragua recibirá este año 21,980,275 millones de córdobas. En 2019, su presupuesto fue de 21,903,000 millones de córdobas, 3 millones menos que en 2018 cuando estalló la crisis política y recibió 24,678,000 millones.

Los alcances esperados de este 2020 para Radio Nicaragua son: «Coadyuvar con la difusión efectiva de programas y proyectos sociales, solidarios, de limpieza, salud, educación y seguridad ciudadana, promoviendo el modelo de dialogo, alianza y consenso», además de «colaborar en la promoción y difusión de las campañas de acceso a la justicia y reparación en el contexto de las violaciones a los derechos humanos en el intento fallido de golpe de estado», según cita la documentación oficial.

Canal 6 con cero transparencia

Sobre Canal 6, el Presupuesto General de la República no detalla el monto que se le asignará este año y tampoco lo asignado en los dos años anteriores, pese a que es un medio de comunicación que recibe fondos públicos al igual que Radio Nicaragua.

Para Alfonso Malespín, el hecho de que no se detalle sobre el presupuesto de Canal 6 «es irregular. Tiene que aparecer el detalle del presupuesto que ejecuta el Canal 6 y cuál es su origen», pues si no salen del PGR, la dirección del medio debe explicar de dónde porque son una institución del Estado.

«Todo el dinero que se le da a la Radio Nicaragua y al Canal 6 proviene de la riqueza que produce la clases trabajadora de este país» comenta el experto.

Según lo establecido en la ley, cada institución debe entregar un informe anual a la Contraloría General de la República de cómo se gestionaron los recursos asignados anualmente. Pero también los ciudadanos están en su derecho de solicitar la información sobre cómo gastan el dinero ambas instituciones.

Malespín explica que se puede solicitar información en las oficinas de estos medios, en las oficinas de Probidad de la Contraloría General de la República, en la oficina de atención al público en la Asamblea Nacional, en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público o bien en la Presidencia de la República que está obligada por ley a informar sobre las actividades de este tipo de instituciones que están bajo su responsabilidad.

Más fondos además del presupuesto asignado

Los medios estatales además de recibir millones anualmente como parte de la asignación presupuestaria y sin rendir cuentas de ellos, también reciben ingresos por la publicidad de las mismas instituciones que pautan sus comerciales en estos medios, además de empresas privadas.

Malespín afirma que estos medios también están obligados a informar sobre los montos que reciben por publicidad, ya sea pública o privada. «Cada centavo que ingresa a esa televisión o a esa radio emisora tiene que reportarse» detalla el especialista.

Para Medrano, los medios de comunicación estatales «ni siquiera deberían de recibir pautaciones porque ellos tienen su propio presupuesto que es alto (…) tienen presupuesto y todavía están copados de toda la propaganda de las instituciones».

Además de los estatales, los medios de comunicación que están al servicio de la familia presidencial como Canal 4, Radio La Primerísima, Canal 8, entre otros, tienen acaparada toda la publicidad estatal y si bien no son propiedad del Estado como tal, crean una competencia desleal con el resto de medios de comunicación y se benefician de los fondos públicos.

Foto principal: Prensa oficialista

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.