«Indemnizaciones pueden esperar», dicen activistas nicaragüenses

El pasado 20 de julio se supo que el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de Naciones Unidas demandó al Estado de Nicaragua que indemnice y aplique medidas de reparación para el grupo de excarcelados conocido como «Los Aguadores», por considerar que su detención careció de fundamento jurídico.

Este mismo grupo también demandó reparación e indemnización para la periodista Lucía Pineda y el político Miguel Mora, por considerar que sus detenciones el pasado diciembre de 2019 también fueron arbitrarias.

Click aqui para suscribirse a nuestro whatsapp

Sin embargo, para algunos de los miembros de la banda «Los Aguadores», este no es momento para hablar de indemnizaciones o reparación pese a que son víctimas directas de la represión estatal por protestar en contra del gobierno de Daniel Ortega.

La excarcelada política Amaya Coppens escribió en redes sociales que «las prioridades inmediatas son otras», antes que «hablar de indemnizaciones.

Coopens también destacó que aún hay presos políticos y toda clase de crímenes estatales que deben frenarse antes de iniciar procesos de reparación.

Más presos políticos se suman a Coopens

Wendy Juárez, miembro de la banda «Los Aguadores», asegura que, en lo personal, no espera nada del Estado y una indemnización solamente podría darse con un verdadero proceso de justicia.

Juárez comenta que no se ve voluntad por parte de las autoridades para indemnizarlos por los daños causados a su integridad, debido a que más bien son constantemente asediados, ofendidos y hasta amenazados por simpatizantes sandinistas o agentes policiales.

Wendy Juárez después de haber sido excarcelada – Foto: Nicaragua Investiga

La joven aclara que estas solicitudes no las hicieron ellos a título personal, si no que diversos organismos defensores de derechos humanos hicieron la solicitud y hasta este 20 de julio fue que hubo una resolución sin que los mismos aguadores se dieran cuenta de ello.

De igual manera, Roberto Buschting expuso en sus redes sociales que no fue de conocimiento previo de «Los Aguadores» sobre la resolución del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas y también considera que antes de una reparación se necesita justicia plena para todas las víctimas directas de la represión estatal.

 

Por su parte, la también excarcelada política y miembro de la banda, Olga Valle, expresa que a pesar de que la reparación es un derecho de las víctimas «no se puede hablar de eso, cuando estamos lejos de la justicia transicional integral»

Valle apunta que el proceso de justicia que necesita el país debe incluir verdad, memoria, y garantías de no repetición. «Un proceso de reparación debe además estar regulado y ser justo, en donde todas las víctimas de los diferentes hechos victimizantes puedan acceder»

«Los Aguadores» fueron detenidos el pasado mes de noviembre de 2019 cuando se disponían a llevar agua e insumos médicos a un grupo de madres de reos políticos que se mantenía en huelga de hambre en la parroquia San Miguel de Masaya para exigir la liberación de sus hijos.

Agentes policiales negaron el acceso de los víveres y arrestaron a 16 activistas cuando se retiraban de la ciudad de Masaya en sus vehículos. Los oficiales mantuvieron sitiada la parroquia y permanecieron asediando el templo por casi diez días.

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.