Estudiantes de la UCA inconformes con llamado a clases semi presenciales

La Universidad Centroamericana (UCA) convocó a clases semi presenciales en medio de la pandemia del COVID19.

La decisión ha despertado inconformidad entre algunos de sus estudiantes por considerar que estarían expuestos a contagiarse con el virus.

«A partir de la primera semana de septiembre, iniciaremos una etapa de semipresencialidad bajo medidas especiales» y de prevención para evitar contagios del COVID19, señaló la Vicerrectoría Académica de esa institución.

Las medidas en las aulas

Esta disposición también brinda indicaciones en cuanto a la prevención de contagios del nuevo coronavirus durante la estadía de los estudiantes en el recinto.

La UCA asegura que no podrán haber más de 30 estudiantes en una misma aula de clases, todas estas aulas deberán permanecer con puertas y ventanas abiertas y el uso de mascarillas será obligatorio.

Sin embargo, para algunos jóvenes estas medidas no son suficientes.

Un joven estudiante de la Facultad de Ciencias, Tecnología y Ambiente, que prefiere omitir su nombre explica algunos de sus temores.

Nietos de Ortega continúan en clases virtuales mientras obligan retorno a escuelas públicas

Alega que muchos estudiantes tienen que llegar a la UCA en transporte público, el cual es considerado como un foco de contagio por epidemiólogos.

Muchos jóvenes viven con personas mayores de edad que padecen enfermedades crónicas y corren alto riesgo si se contagian con el virus.

Las cifras oficiales del COVID19 se mantienen en 3439 casos confirmados y existen 108 fallecidos.

 

De igual manera, hay estudiantes que viajan desde departamentos y municipios lejanos.

Ellos suelen alquilar un cuarto en Managua, y no les es rentable viajar desde sus hogares en regiones lejanas por apenas dos o tres horas de clases.

«Alguien de Chinandega no va a gastar tres horas en ir a Managua y tres horas en regresar una o dos veces a la semana, además del costo económico que eso representa», expresa el joven.

Docentes también en riesgo

Otra de las preocupaciones que tienen los estudiantes es por los docentes y personal administrativo que padecen enfermedades crónicas y que por su edad son más propensos al contagio.

Estudiante de la UCA denuncia asedio tras haber sido circulada por fanáticos sandinistas

«Entre mayo y junio recibimos al rededor de 6 o 7 notas de duelo de docentes de la UCA y estando en modalidad virtual», dice el estudiante.

Se desconoce si estas personas fallecieron por síntomas asociados al COVID19, pero el joven prevé que si se retoman las clases semi presenciales, la cantidad de docentes o personal administrativo fallecidos podría aumentar.

«Cuatrimestre y medio de 2018 fue totalmente virtual. Todo este año desde marzo hasta la fecha ha sido virtual. No entendemos esta decisión tan a la ligera a menos que haya presión del CNU o del gobierno central, no sabemos sinceramente» agrega el joven.

Explica que muchos de ellos estarían en la obligación de asistir porque pueden perder sus becas o reprobar sus clases.

El joven asegura que varios estudiantes han enviado cartas a título personal exponiendo sus casos, tanto a sus facultades como a la Rectoría de la UCA.

Las clases en la UCA se han visto afectadas por la crisis sociopolitica y la crisis sanitaria. Foto: NI

No todos los estudiantes están en desacuerdo

A pesar de la inconformidad de algunos, hay otros estudiantes que sí están de acuerdo en retomar las clases semi presenciales.

Una de ellas es la estudiante del tercer año de Comunicación Tania Herrera Castrillo, quien asegura que «la cuarentena no es algo que estemos aplicando en nuestra vida diaria».

Por esa razón no considera que haya problema con asistir uno o dos días semanales al recinto.

Sobre la movilización en transporte público, dice entender que es un riesgo, pero considera «que si tomamos las medidas de manera estricta, podría funcionar».

Más de tres mil templos reabrirán en medio de la pandemia de Covid-19

La joven menciona que inició su vida universitaria en 2018, y alega que «toda mi carrera ha sido un curso virtual» debido a la crisis política y la crisis sanitaria.

Cuando se cambió de modalidad presencial a virtual en marzo del 2020, Herrera Castrillo no pudo continuar asistiendo a terapias en la universidad y su vida social también disminuyó, por lo que considera que el retorno semi presencial a las aulas de clases también le ayudará con su salud mental.

UCA podría cambiar de parecer

Nicaragua Investiga trató de consultar a las autoridades de la UCA sobre la inconformidad de los jóvenes pero solamente recibimos una comunicación de la Oficina de Relaciones Públicas.

La Universidad alega que el plan de regresar a clases semi presenciales «está sujeto a revisión con base en los datos con los que se cuente sobre la situación de la pandemia en el país».

La administración del alma mater explica que «de momento este es el plan para el mes de septiembre, pero puede ser ajustado de acuerdo al desarrollo de la situación sanitaria».

«Habrá en la oferta del semestre una cantidad de cursos 100% virtuales disponibles para las personas que tengan mayor dificultad con asistir presencialmente, en caso que efectivamente se abra el campus para clases presenciales, según el plan que se comunicó», explicó la institución vía correo electrónico.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.