Médicos califican de «hipócritas» las declaraciones de la ministra de salud Sonia Castro

Ha habido una gran manipulación alrededor de ese tema, nunca fue una orden administrativa o gerencial, es más ningún director ha señalado en particular que haya dado la orden en particular

Como hipócrita calificaron los trabajadores de la salud las recientes declaraciones que brindó a canal 10 la ministra de salud Sonia Castro.

Algunos médicos que solicitaron el anonimato informaron a Nicaragua Investiga que Castro es una activista política debido a que en los diferentes centros de salud se dio la orden de cerrar los hospitales.

Médico exiliado: “Señora Castro usted no debería llamarse medico porque usted es una activista política del FSLN, no venga a lavarse las manos con la población de Nicaragua que le ha dolido tantos muertos y las secuelas que dejaron los grupos paramilitares. No venga a negar que usted dio la orden de cerrar los hospitales y que estas órdenes fueron bajadas a los directores departamentales, quienes a su vez bajaron las ordenes a los directores de hospitales y centros asistenciales donde las ordenes procedían de usted y los mal llamados gobernantes”

“Ellos tratan de negar la realidad e inventarse una historia falsa para engañar a la población, haciendo uso de los medios de comunicación de los que se han adueñado el gobierno para mentir a la población creyendo que con eso van a revertir la opinión internacional” dijo un médico exiliado.

“Ella (Sonia Castro) realmente sabe que si dieron las ordenes de cerrar los portones en los diferentes hospitales, los directores de los hospitales junto con los administradores y los jefes de servicios de algunos hospitales orientales a los CPF que se cerraran los portones” aseguró el galeno.

Aunque en la entrevista a Canal 10, Castro señala que ningún médico ha sido señalado de negar la atención a los pacientes durante la represión, en Nicaragua Investiga le recordamos algunos nombres.

“Los Directores departamentales como el Dr. Treminio, mal llamado doctor y el Sub Director del Hospital de Estelí Dr. Brenes daban las ordenes de poner candados y cadenas en la puerta principal del Hospital para que no entrara la población para no ser atendidas, daban las órdenes de no atender a los pacientes, dejaban a los pacientes en los pasillos para que murieran y los que no morían venían y se los entregaban a la policía para que fueran apresados y torturados. Acuso abiertamente a Dr. Brenes de ser un paramilitar de haber cambiado su bata blanca y haberse pertrechos militares para ir atacar a la población”

“Cuando llegaban los heridos a los hospitales, muchos médicos decidieron hacer caso omiso a las orientaciones que se habían bajado por parte de la dirección de los hospitales por lo tanto esos médicos fueron despedidos”

El desmentido de Castro también es confrontado con el informe del GIEI que confirma que el Ministerio de Salud negó la atención médica esto en base a múltiples denuncias de la población y el gremio médico nicaragüense.

El año pasado los médicos rompieron el silencio ante las graves violaciones a los derechos humanos.

En el reporte a canal 10, la ministra Castro insiste en que alrededor de 2,600 personas fueron atendidas en los hospitales públicos del país sin distinción de clase, sexo, religión o creencia.

Fotografía: tomada de redes/NI

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.