Tope de San San Sebastián se viste de azul y blanco

Con un atuendo color purpura que significa luto y y adornado con cintas azul y blanco los colores de la bandera de Nicaragua, la Imagen de San Sebastián abandonó su basílica para realizar el tradicional tope de los santos después de varios dilemas de realizar o no esta actividad religiosa por el contexto sociopolítico que enfrenta el país.

Además porque en esta ciudad carazeña corrió la sangre de al menos 20 nicaragüenses en la operación limpieza el pasado 8 de julio del 2018.

Un día después el cardenal Brenes junto al obispo auxiliar de Managua y un buen grupo de sacerdotes fueron atacados por «turbas orteguistas» dentro de la basílica de San Sebastián profando este templo.

Imagen de la procesión. Cortesía/NI

Los religiosos se dirigían a tratar de detener la represión pero sin los resultados esperados.

Por tal razón el párroco de la ciudad de Diriamba César Castrillo pidio a los fieles a realizar estas fiestas «con menos fiestas y más devoción»

En la procesión del tope de los santos se pudo apreciar a varios devotos con lazos negros por las victimas de esta represión así como al promesante mayor del Toro Huaco quien portó como capa la bandera de Nicaragua.

Fotografía principal: cortesía/NI

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.