Madre denuncia que su hijo fue asesinado por el Ejercito de Nicaragua

Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, manifestó durante la conferencia de prensa que fueron tres personas las asesinadas mientras se encontraban en una parcela en el interior de la Costa Caribe Sur de Nicaragua.

Esleyter Gabriel Gaitán de 21 años fue asesinado presuntamente por militares el primero de octubre en Río Coco, Punta Gorda, Caribe Sur de Nicaragua. Su madre, Ana Gaitán Pérez denunció el hecho ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). «Necesito que me entreguen el cuerpo de mi hijo», suplicó tras enterarse que fue enterrado en una fosa común donde ocurrieron los hechos.

«Yo responsabilizo al Ejército», señaló Gaitán, quien asegura que las personas que supuestamente cometieron el hecho andaban vestidos con uniformes de la institución castrense y otros de civiles. Agrega que en el lugar había un grupo de al menos 15 personas del Ejército resguardando la zona para que nadie se acercara a ver los cuerpos.

El papel del Ejército durante los últimos trece años

Según la madre del joven, solamente pudieron llegar hasta Puerto Príncipe por la dificultad del camino. De tal forma que un campesino que les iba a ayudar a sacar el cuerpo pero les estaba cobrando. «Dijo que nos iba a echar una mano pero teníamos que pagar, pero mi sobrina recibe otra llamada cuando estábamos en Puerto Príncipe y nos dicen que ya no nos movamos porque lo tienen que enterrar por el hedor», relató la madre a Nicaragua Investiga.

Familiares presentan fotografías del joven de 21 años. Foto | Dorian Orozco

La madre del joven recibió la llamada al día siguiente a la seis de la mañana informándole que Esleyter Gaitán había sido asesinado y que fuera a traer el cuerpo. Agrega que su hijo ya le había informado que estaba siendo perseguido por personas desconocidas.

Francela Arias, prima del joven asesinado, dijo que había conversado quince días antes que asesinaran a Gaitán. Este le expresó en la llamada telefónica que estaba refugiado en Punta Gorda y estaba huyendo por la persecución, confirma.

«Él anduvo en las protestas, anduvo en los tranques de Monimbó, se movilizaba de uno a otro y anduvo luchando por la causa. Él dijo que lo andaban persiguiendo a los militares; el Ejército lo andaba siguiendo», aseveró Gaitán.

Esperan la versión del Ejército de Nicaragua

Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, manifestó durante la conferencia de prensa que fueron tres personas las asesinadas mientras se encontraban en una parcela en el interior de la Costa Caribe Sur de Nicaragua.

«Tuvimos información a través de pobladores que se comunicaron con nosotros vía telefónica, que según vieron movimiento militar (…) que se oyeron unos disparos y que después fueron los campesinos a la zona y encontraron los cuerpos de tres personas», expuso Cuevas.

Destaca que el mismo Ejército dio la autorización de sepultar a los tres cuerpos en el lugar de los hechos por el estado de descomposición que se encontraban. «Nosotros sabiendo que se menciona al Ejército en esto, estaremos dirigiendo comunicación al Ejército para que ellos nos den su versión de estos hechos», afirmó Cuevas.

Asegura que la CPDH ya ha hecho las primeras pesquisas, pero esperan la versión oficial de la institución castrense para continuar investigando el asesinato de estas tres personas, que pertenecía a un grupo llamado «Rafaela Herrera».

Daniel Ortega y Murillo ¿reconocen participación del ejército en represión de 2018?

No hubo investigación sobre el asesinato

«Los militares no estaba permitiendo que nadie se acercara y no dejaban que sacaran el cuerpo», comparte la madre, quien asegura que no hubo ninguna investigación sobre el extraño asesinato de su hijo. Tampoco fue llevado al Instituto de Medicina Legal (IML) para determinar las causas del crimen.

Ana Gaitán tanto como Francela Arias piden justicia para condenar a la persona que cometió el asesinato de su hijo. Asimismo solicitan que les entreguen el cuerpo del joven. «Yo exijo como madre que me lo entreguen porque él tiene que ir a descansar donde él nació y creció. Es lo único que yo pido», clamó la madre del joven asesinado.

Esleyter Gaitán era originario del municipio de Monimbó, Masaya. Tenía como oficio zapatero y participó en las protestas que se originaron en abril del 2018. Después de cuatro días de haber ocurrido el hecho de los tres asesinados, aún no hay una versión oficial de parte del Ejército de Nicaragua.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.