Padre de bebé Tayler Lorío lanza SOS para conseguir empleo

El padre de la víctima más joven de 2018 asegura que empresas lo ven como un riesgo por la persecución de la policía

Nelson Lorío, el padre del niño Tayler Lorío, asesinado en junio de 2018 por fuerzas de choque del gobierno, lanzó un SOS en las redes sociales para encontrar trabajo y sustentar a su familia. Asegura que luego de regresar del exilio en octubre de 2019 las puertas se le han cerrado «por el hecho de no cambiar mi postura ni mi exigencia de justicia», dice.

La preocupación de Nelson Lorío es el bienestar de su única hija. «Al crecer va demandando más alimento», comentó este padre que dice sentir frustración por no tener ahora capacidad para cubrir las necesidades básicas de su familia, pues aunque asegura que su hija actualmente tiene una media beca de estudio, teme que la pierda al no contar con los recursos para comprar los útiles escolares.

Gustavo Leyton premiado por el Intur con fondos públicos

Antes de 2018, Lorío trabajaba atendiendo en gasolineras y supermercados, pero no ha podido retomar sus labores porque muchas empresas lo ven como un riesgo por la persecución de la que es víctima.

«No le deseo el mal a nadie ni me gustaría que estuvieran en mi zapatos en el sentido que vos llegás a un empresa a solicitar un trabajo que lo vas a ejercer, y que te respondan que por demandar justicia para un niño de 14 meses me nieguen la entrada», lamentó.

Un llamado a los empresarios

Lorío afirma que es difícil para él regresar a su casa al final de la tarde y no tener una respuesta positiva para su esposa e hija que le preguntan si logró conseguir empleo. «Hago un llamado a la consciencia de los empresarios a que no nos miren como que los vamos a afectar, mírenos como personas que tenemos familia, hijos y que tenemos la obligación de llevar el sustento a diario a nuestras casas», manifestó.

Nelson Lorío perdió a su hijo de 14 meses un 23 de junio de 2018 a eso de las 6:30 de la mañana, mientras se apresuraba para llegar a casa de sus padres y dejar al niño e irse al trabajo con su esposa Karina Navarrete. Desde entonces se manifestó en contra del régimen de Daniel Ortega para exigir justicia, pero en cambio fue víctima de asedio y persecución por parte de agentes policiales, obligándolo a exiliarse en Costa Rica.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.