Casos de asesinatos aumentaron más de un 80% durante el año 2020

"En Nicaragua todos los años electorales son años en los que se incrementa la violencia política, entonces es previsible que en 2021, por las características de este proceso electoral, tengamos un incremento en los hechos de violencia política en el país"

El escenario en el tema de la seguridad en Nicaragua ha cambiado radicalmente a partir de 2018. Esta mañana, la socióloga Elvira Cuadra, presentó un informe que evidencia un incremento del 87.2% de la violencia letal e inseguridad en el país durante el año 2020.

Nicaragua es «una amenaza directa» dice Estados Unidos

El informe titulado 2020: Violencia e Inseguridad en Nicaragua resume los asesinatos ocurridos durante el año, identificándose un total de 264 casos, frente a los 141 que fueron registrados en 2019. Cuadra asegura que la violencia letal es una tendencia sostenida que se ha venido incrementando.

Características de los casos

Durante el 2020, los mayores picos de asesinatos se registraron en los meses de diciembre y septiembre. Y en promedio, un total de 22 personas fueron víctimas de asesinatos por mes.  Las mayores incidencias han sido ubicadas en los departamentos de Managua, Jinotega, Región Autónoma Costa Caribe Sur y Matagalpa.

La experta en temas de seguridad destaca que siempre hay un foco particular en la zona norte «que desde 2019 muestra una alta incidencia de asesinatos». A esto se agrega el hecho que este pasado año, aumentaron los asesinatos ocurridos en centros urbanos, «es una violencia que se está extendiendo a las diferentes zonas del país» advirtió Cuadra.

Elvira Cuadra, socióloga | Cortesía

De los 264 casos de violencia letal registrados en 2020, se registraron un total de 291 víctimas —la diferencia entre ambas cantidades se da debido a que en un hecho de violencia pueden haber más de una víctima—. De estas, el 83.8% fueron hombres y el 15.8% mujeres. El mayor porcentaje de víctimas se ubicó entre los 31 y 40 años.

La mayoría (75%) de los asesinatos fueron perpetrados por hombres. La mayor incidencia se tuvo entre la medianoche y las 4 de la mañana. En cuanto a las formas, se registró una disminución en el porcentaje de asesinatos cometidos con armas de guerra y fuego, pero se incrementaron los de armas blancas. Pero el nivel de saña empleado en los casos continuó constante, pues en la mayoría se identificaron múltiples heridas o disparos.

El informe también muestra que el número de casos de femicidios aumentó durante el año 2020, dando un promedio de 3.8 mujeres asesinadas en cada uno de los meses del año. Cuadra alertó sobre este incremento significativo y sobre todo ante las desapariciones de niñas y adolescentes registrados durante los últimos meses, particularmente en la zona norte.

El informe también muestra que el número de casos de femicidios aumentó durante el año 2020.

Disminuyen casos políticos

Este 2020, el porcentaje de víctimas con vínculos políticos disminuyó al 7.5%, una cantidad que en 2019 fue más alta. En los casos en que se reportó algún tipo de vínculo político, estos estaban referidos principalmente a partidos políticos, organizaciones sociales, organizaciones religiosas, entre otras.

Solo en 3.8% de los casos se identificó a los perpetradores con vinculaciones políticas como integrantes de grupos paramilitares y policiales. Sin embargo, Cuadra señaló que aunque las motivaciones políticas disminuyeron, por otro lado quienes cometieron los asesinatos fueron grupos de hombres, por lo que presentó la hipótesis de que los asesinatos políticos puedan estar siendo cubiertos como delitos comunes.

Escenario 2021

La experta destacó que en Nicaragua existen cinco factores de riesgo, el hecho de que la Policía Nacional esté dedicada a la represión, la existencia de grupos paramilitares y la impunidad con la que actúan, la disponibilidad de armas de fuego particularmente en manos de paramilitares, la liberación de personas detenidas por delitos comunes, y el discurso de odio que se promueve desde el gobierno y que alienta estos comportamientos de violencia.

«La represión gubernamental incentiva que ocurran otras formas de violencia y eso explica que en 2020 los asesinatos se hayan incrementado» señaló Cuadra. Asimismo, augura que para este año 2021 se presente un incremento en los casos de violencia.

«En Nicaragua todos los años electorales son años en los que se incrementa la violencia política entonces es previsible que en 2021, por las características de este proceso electoral, tengamos un incremento en los hechos de violencia política en el país… Se han incrementado las denuncias en relación a la conformación de las UVE en diferentes localidades y la forma en que están preparando a estos grupos en función de las elecciones del 2021, eso hace suponer que sí vamos a tener incidentes de violencia política en el transcurso del año».

INTI OCON / AFP

Advierte que actualmente ya han iniciado a cambiarse las estrategias de represión, «el tipo de despliegues policiales, el tipo de vigilancia sobre líderes políticos, acciones sobre defensores y defensoras de derechos humanos y medios de comunicación».

Cuadra asegura que el escenario no es favorable, y es que no solo aumentaron los casos de violencia letal durante el año 2020, sino que también ha incrementado la percepción de inseguridad en la ciudadanía nicaragüense, tal y como lo muestran las diferentes encuestas de opinión de los últimos meses, una inseguridad relacionada con los efectos de la pandemia del COVID-19, la crisis económica y la crisis sociopolítica.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.